Archivo de la categoría: Fútbol

A Platense y Racing les ganó la oscuridad de la noche

Platense venía de perder en La Paternal, de cambiar la conducción técnica y en medio de una campaña irregular. Racing, al contrario, llegaba entonado por la resonante victoria en el clásico frente a Independiente, en condición de visitante, y con buenos antecedentes en el torneo, con grandes actuaciones y resultados alentadores.

Sin embargo, no hubo mayores diferencias entre uno y otro. El “Marrón”, con la llegada reciente de Favio Orsi y Sergio Gómez a la conducción técnica, le hizo un planteo cerrado, duro, con tres centrales, dos laterales abiertos, dos medios centros y dos abastecedores del centrodelantero.

La “Academia” trazó un dibujo parecido, y todo se dirimió en la mitad de la cancha. Hubo pocas llegadas, pocas situaciones de gol, y el empate resultó lógico.

El local formó con Juan Cozzani; Ignacio Vázquez, Leonel Picco, y Gastón Suso; Juan I. Saborido, Carlos Villalba, Iván Gómez, y Sasha Marcich; Agustín Ocampo y Luciano Ferreyra; Ronaldo Martínez.

El conjunto de Avellaneda comenzó con Gabriel Arias; Nazareno Colombo, Santiago Sosa y Agustín García Basso; Facundo Mura, Bruno Zuculini, Agustín Almendra y Gabriel Rojas; Baltasar Rodríguez, Adrián Martínez y Maximiliano Salas.

El encuentro se planteó en una disputa en el centro del campo. No hubo dominadores en el primer tiempo. Racing tenía un poco más la pelota, con un trato más fluido, pero Platense le oponía voluntad y disciplina táctica.

A los 15′ llegó la primera situación, y fue para el local. Un centro desde la izquierda, la bajó Ronaldo Martínez y Agustín Ocampo remató apenas alto. Racing contó con un tiro libre a favor de Agustín Almendra, a los 34′, que pasó cerca, aunque se hizo repetir y ya la segunda ejecución no fue eficiente.

Para comenzar el segundo tiempo, Gustavo Costas hizo dos variantes en la “Academia”: Juan Fernando Quintero entró en lugar de Maxi Salas, y Roger Martínez ingresó por Baltasar Rodríguez.

Y tuvo otra predisposición la visita. Más rápido, más preciso, de la mano de “Juanfer” el equipo comenzó a dominar. Sin embargo, la primera llegada fue del local, a los 54′, con un tiro de Agustín Ocampo que salió alto.

Racing contó con una llegada clarísima, a los 57′, en la que Adrián Martínez se fue sólo por izquierda, y ante la salida de Cozzani, sacó un disparo cruzado que salió al lado del poste izquierdo del arco local.

Cuando iban 59′ llegaron los dos primeros cambios del “Marrón”;  Alan Marinelli entró por Ocampo, y Gonzalo Valdivia reemplazó a Luciano Ferreyra. En la visita, Santiago Solari ingresó por Mura.

Mientras Racing atacaba, Platense buscaba de contra. Un tiro de Ronaldo Martínez, a los 65′, pasó muy cerca.

Cuando iban 72′ Mateo Pellegrino ingresó en lugar del paraguayo Ronaldo Martínez. y a los 77′ hizo el cuarto cambio, en la última ventana disponible, cuando Lisandro Montenegro entró por el lesionado Iván Gómez.

El “Calamar” tuvo otra llegada a los 80′, con un cabezazo de Pellegrino, pero no tuvo compañía para la segunda pelota. l equipo iba, pero también estaba contenido, y en las aproximaciones, no se soltaban futbolistas, para algún rebote, lo que en el fútbol se dice “segunda pelota”.

Gustavo Costas, entrenador de la “Academia” hizo dos variantes más a los 86′. Tobías Rubio entró por Adrián Martínez, y Johan Carbonero reemplazó a Nazareno Colombo.

Se la jugó la Academia, pero ya no tuvo más tiempo. Platense y Racing lucharon por el partido, pero les ganó la oscuridad de la noche.

Hernán O’Donnell

Argentinos Juniors se ilusiona con un fútbol de alto vuelo

El gol tempranero de Alan Lescano le simplificó mucho el trabajo a Argentinos Juniors. Porque salió decidido a ganar el partido, con la ambición de siempre y la disposición en el campo de juego conocida. Con tres volantes, dos de ellos ofensivos, tres delanteros y los laterales con proyección permanente. Platense quiso jugarle de igual a igual, pero sucumbió en media hora de juego. Y si bien nunca perdió la línea ni bajó los brazos, el partido le quedó muy lejos y nunca mostró una imagen de poder recuperarse, aún cuando llegó el descuento y faltaba un cuarto de hora por jugar.

Pero la exquisita definición de Alan Lescano abrió la puerta a una noche de festejo para el equipo de la Paternal. Iban 11′ y el toque sutil que puso el 1-0 para Argentinos, casi fue una sentencia.

El local formó con Diego Rodríguez; Thiago Santamaría, Jonatán Galván, Tobías Palacio y Román Vega; Nicolás Oroz, Ariel Gamarra, y Alan Lescano; Leonardo Heredia, Maximiliano Romero, y Luciano Gondou.

El Calamar arrancó con Juan Cozzani; Juan Saborido, Ignacio Vázquez, Gaston Suso y Sasha Marcich; Iván Gómez, Leonel Picco, Lisandro Montenegro; Gabriel Hachen y Luciano Ferreyra; Maximiliano Urruti.

A los 16′ se lesionó Jonatan Galván, y fue reemplazado por Francisco Álvarez, pero no se resintió el funcionamiento de la defensa. Platense intentaba, y de hecho tuvo una chance a los 17′ con un tiro de Ferreyra que atrapó el “Ruso” Rodríguez. Pero la noche era roja, y a los 26′ Thiago Santamaría sacó un tiro tremendo que se transformó en el 2-0 para Argentinos Juniors.

Y pudo aumentar a los 32′ con un veloz contragolpe, que manejó bien Alan Lescano, habilitó a “Pupa” Heredia, y a él se le escapó largo el balón cuando iba a definir.

Sebastián Grazzini, el DT de Platense que tras la derrota dejó el cargo, dispuso una variante para comenzar el segundo tiempo. Ronaldo Martínez entró por Leonel Picco.

A los 49′, Santiago Montiel ingresó por Leonardo Heredia, en el equipo de Guede. Cuando iban 60′ Mateo Pellegrino entró por Maximiliano Urruti, y Agustín Obando ingresó en lugar de Gabriel Hachen.

Nada cambió. El dominio del local siguió y pudo aumentar Gondou, a los 68′.

En la visita, a los 69′ Carlos Villalba entró en lugar de Montenegro, pero enseguida llegó el fin. Fue a los 70′, con un fuerte tiro de Montiel, que puso el 3-0 a favor del local.

Pablo Guede dispuso que a los 71′ Franco Moyano ingresó por Ariel Gamarra, y Emiliano Viveros lo hizo por Nicolás Oroz.

Descontó Pellegrino, a los 79′, y así se selló el 3-1 final. Más allá del cambio, a los 87′, de Alan Marinelli por Juan Saborido.

El equipo de Pablo Guede desplegó un fútbol vistoso y efectivo. Audaz y responsable. Rápido y preciso. Y la ilusión, crece.

Hernán O’Donnell

Se animó Aldosivi, y se llevó un valioso triunfo de Villa Crespo

Fue una victoria elaborada con fútbol y oficio. Con energía y temple. Aldosivi se llevó tres puntos muy valiosos a Mar del Plata, en una noche en la que Atlanta inauguraba obras muy destacables, como los palcos VIP y accesos de Prensa independiente, pero el equipo, que había comenzado bien el partido, se desdibujó con el correr de los minutos y no pudo acompañar en la celebración.

El equipo de Mario Sciaqua formó con Bruno Galván; Pablo Rosales, Dylan Gissi, Fernando Evangelista y Tomás Silva; Maximiliano González, Juan Requena y Alejo Dramisino; Ivo Costantino, Joaquín Susvielles y Carlo Lattanzio.

El conjunto de Mar del Plata comenzó con Jorge Carranza; Rodrigo González, Gonzalo Soto, Gonzalo Mottes y Franco Godoy; Marcelo Esponda, Gonzalo Piñeiro y Elías Torres; Emanuel Guzmán, Agustín Colazo y Nicolás Laméndola.

El “Bohemio” comenzó bien el partido. Porque se posicionó en campo rival, tuvo buena circulación de pelota, y produjo un par de llegadas peligrosas. A los 8′ remató Carlo Lattanzio y Carranza desvió al corner, y de ese tiro de esquina llegó un cabezazo peligroso, que pasó muy cerca del palo derecho del arquero visitante.

Despues, a los 21′, un contragolpe veloz del local terminó con un centro de Lattanzio y un buen corte de Carranza.

De a poco, Aldosivi se animó a jugar. Piñeiro comenzó a manejar la pelota, se asoció bien con Torres mientras Guzmán y Laméndola se mostraron activos por las bandas. A los 29′ llegó tras una pifia del lateral local Silva, el centro lo recibió Piñeiro, quien sacó un buen tiro que Galván controló abajo.

Y a los 35′ abrió el marcador. Jugaron corto un tiro de esquina, Esponda lanzó el centro, cabeceó Agustín Colazo y puso el partido 0-1 a favor de Aldosivi.

Atlanta, cerró el primer tiempo con un buen centro de Rosales, que conectó Lattanzio, y su remate dio en el palo izquierdo del arco de la visita.

Mario Sciaqua dispuso dos modificaciones para comenzar el complemento. Walter Rueda entró por Pablo Rosales, y Lucas Ríos ingresó en lugar de Juan Requena.

Pero no tuvieron oportunidad de acomodarse, ya que a los 52′ llegó la visita con un buen cabezazo bajo que Silva sacó al corner, y de ese tiro d esquina, Elías Torres fue a buscarla al primer palo y con un cabezazo bajo puso el 0-2 para Aldosivi, cuando iban 53′ de juego.

Entonces, Marito Sciaqua decidió hacer dos variantes más: Nicolás Previtali reemplazó a Ivo Costantino, y Eric Bondencer entró por Maximiliano González, a los 57′.

Y agotó los cambios a los 62′. Federico Bisanz ingresó por Carlo Lattanzio, en la quinta modificación del “Bohemio”.

Y Atlanta fue. Con empuje, con centros, con pelotazos. Fue, como pudo. Sin ideas claras. A los 66′ Joaquín Susvielles demoró un remate factible, y le birlaron la pelota. A los 68′ Federico Bisanz disparó un poco alto, tras un rebote.

Cuando iban 69′ vino el primer cambio del “Tiburón”. Ignacio Guerrico entró en lugar de Emanuel Guzmán. Y preocupó de contra el visitante. Bruno Galván sacó un tiro alto y complicado, a los 73′.

Andrés Ylliana, el entrenador de Aldosivi, hizo la segunda modificación a los 81′: Imanol nriquez entró por Elías Torres. Y muy pronto debió abrir la tercera ventana, por la molestia de Gonzalo Piñeiro, que debió dejarle su lugar a Santiago Ubeda, mientras que Agustín Alonso remplazó a Nicolás Laméndola, cuando iban 84′ de juego.

Un tiro libre de Federico Bisanz, a los 86′, fue la última esperanza del local. Porque el equipo marplatense cerró la noche con dos llegadas claras. A los 88′ Alonso metió una doble gambeta por derecha, y estrelló su tiro en el palo, mientras que a los 90+4′ Colazo se fue solo al arco local, y Galván salvó la caída de su valla, cuando pudo desviar el remate con su pierna izquierda.

Aldosivi se animó, jugó y se llevó la victoria. Atlanta comenzó bien, y perdió la brújula en el primer gol, que ya no pudo recuperar en la noche de Villa Crespo.

Hernán O’Donnell

Argentinos Juniors encendió las luces de su protagonismo

El gran tema por La Paternal era la presentación del sistema lumínico. Los nuevos focos, la ubicación la potencia. Todo era motivo de orgullo y hasta se atrasó el horario previsto original, para dar la presentación a una nueva obra en el Estadio Diego Armando Maradona. Y el equipo de Pablo Guede estuvo a la altura de las circunstancias y batió a Independiente Rivadavia de Mendoza, en un partido entretenido, donde la visita jugó con mucha entrega y dignidad, y mantuvo la ilusión de la igualdad hasta el final del encuentro. Pero en el balance general, Argentinos fue más y su victoria no admite discusiones.

El “Bicho” comenzó con Diego Rodríguez; Thiago Santamaría, Jonathan Galván, Tobías Palacio y Román Vega; Alan Lescano, Ariel Gamarra y Nicolás Oroz; Luciano Gondou, Maximiliano Romero y Leonardo Heredia.

La “Lepra mendocina” formó con Gonzalo Marinelli; Matías Ruiz Díaz, Bruno Bianchi, Mauro Maidana, y Emmanuel Mas; Luciano Abecasis, Ezequiel Ham, Gastón Gil Romero y Juan Manuel Vázquez; Matías Reali y Mauricio Asenjo.

El partido resultó entretenido y con muchas llegadas. A los 2′ Romero sacó un tiro cruzado, en la primera del local. A los 5′ fue Luciano Abecasis quien envió un centro preciso, cabeceó Asenjo y el balón salió apenas alto.

De a poco, el local tomó la iniciativa. Gamarra sacó un buen tiro, a los 11′, que pasó encima del travesaño. A los 24′ Asenjo metió otro cabezazo que atrapó Rodríguez, y a los 26′ un centro de Gondou fue cabeceado por Maxi Romero, muy cerca del palo izquierdo. Insistió el “Pupa” Heredia, a los 27′, con un remate bajo que controló Marinelli. Y a los 37′ Lescano elevó un buen tiro.

Hasta que a los 44′ Maximiliano Romero abrió el marcador, con una exquisita definición, para poner el encuentro 1-0 a favor de Argentinos Juniors.

En el segundo tiempo, Fernando Meza comenzó en el lugar de Thiago Santamaría, en la primera variante del equipo de Guede.

Argentinos salió con la misma predisposición y ganas que en la primera etapa, y a los 54′ Leonardo Heredia cabeceó con exactitud un centro de Luciano Gondou, y puso el 2-0 a favor del local.

Dos variantes hizo el DT visitante, Rodolfo De Paoli, en su equipo. Federico Castro entró por mauricio Asenjo, y Victorio Ramis reemplazó a Gastón Gil Romero, cuando iban 57′.

A los 62′ hizo la tercera modificación; Joaquín Arzura ingresó en lugar de Luciano Abecasis. El segundo cambio del “Bicho” llegó a los 70′; Gastón Verón reemplazó a Maximiliano Romero. Y enseguida se fabricó una chance, porque peleó una pelota en el área, se hizo de ella, y sacó un tiro que desvió Marinelli, a los 71′ de juego.

Sobre el final, se quedó un poco el local y creció la “Lepra mendocina”; a los 81′ Matías Reali estrelló un tiro en el travesaño. Y a los 82′ Victorio Ramis entró por derecha y sacó un buen tiro que sirvió para que descontara Independiente Rivadavia. Ahora el partido estaba 2-1 para el local.

Hubo dos cambios en el “Bicho”, y fueron a los 83′. Emiliano Viveros entró por Alan Lescano, y José María Herrera lo hizo en lugar de Luciano Gondou. A los 86′, Sebastián Zeballos reemplazó a Emmanuel Mas. Tuvo una oportunidad Arzura, a los 90+1′, pero su cabezazo resultó desviado.

Guede cerró el partido con la última variante. Francisco Álvarez entró por A. Gamarra, a los 90+3′.

Y así ganó el local. Con el nuevo sistema de luces, que iluminaron durante un buen rato a un candidato.

Hernán O’Donnell

Sobraron ganas y voluntad; faltaron ideas y claridad

All Boys y Racing (Córdoba) entregaron un empate entretenido, aunque faltaron emociones. Los dos buscaron la victoria; más directo el equipo local, con más elaboración de juego la visita. Demostraron intenciones y le pusieron ganas a la noche de Floresta, pero les faltó imaginación para profundizar las jugadas de ataque, y no lograron romper la paridad.

El equipo local comenzó con Lisandro Mitre; Hernán Grana, Jonathan Ferrari, Maximiliano Coronel y Tobías Bovone; Alexis Melo y Santiago Galucci; Tomás Assenato, Thiago Calone, Franco Toloza y Joaquín Ibañez.

La visita formó con Joaquín Mattalia; Lautaro Geminiani, Fernando González, Gianfranco Ferrero, y Rodrigo Sayavedra; Axel Oyola, Abel Bustos y Alan Olinick; Facundo Curuchet, Bruno Nasta y Leandro Fernández.

La primera llegada fue a los 13′, con un gran contragolpe de Calone, pero que no pudo resolver ante la salida del arquero visitante. Y costó mucho volver a registrar situaciones de peligro, porque los equipos tenían más voluntad que ideas, y la batalla del medio campo era una situación en repetición constante. Recién a los 32′ llegó el equipo cordobés, con un centro de la derecha, el cabezazo limpio de Bruno Nasta, y el vuelo de Lisandro Mitre para desviar el balón al corner.

De ese tiro de esquina, cabeceó Leandro Fernández, apenas alto.

Luego vino una ráfaga del equipo de Floresta, siempre bajo la tutela de Joaquín Ibáñez, su jugador más criterioso. A los 38′ hizo una gran maniobra en el área, por derecha, cedió a Calone y el remate de este se fue por arriba del travesaño. Cuando iban 39′, Ibáñez le cortó una buena bocha a Assenato, quien lanzó un buen centro, salvado en la línea por la defensa de Racing. La última fue del conjunto visitante, con una gambeta larga de Nasta, que entraba bien al área, pero el balón se le escapó por el fondo.

En el complemento, Racing avisó a los 52′, con un tiro de Oyola que se fue encima del travesaño. Contestó All Boys con un buen centro de Ibáñez al que no llegaron ni Toloza ni Calone.

Luego, los cambios que empezaron a surgir en Floresta. Iban 60′ y Agustín Gallo entró por Joaquín Ibáñez, mientras que Alexis Vega ingresó por Tomás Assennato, en el equipo de César Monasterio. Enseguida, a los 61′, Diego Pozzo hizo dos variantes en el equipo cordobés. Matías Pardo ingresó por Facundo Curuchet, y Diego Garcia reemplazó a Axel Oyola.

El partido seguía la línea descripta. Mucha lucha y poco fútbol. por ahí encontró Gianfranco Ferrero un agujero y probó con un violento y espectacular remate que Lisandro Mitre sacó al cornere, cuando corrían 72′ del partido.

A los 77′ Wilfredo Olivera debió entrar por el golpeado Fernando González, en Racing. En All Boys, a los 81′ Alejo Antilef ingresó en lugar de Thiago Calone. Y Diego Pozzo cerró las modificaciones del visitante a los 82′ con los ingresos de Nicolás Sanchez por R. Sayavedra, y de Julián Vignolo por A. Olinick.

Cuando todo parecía acabar, Bruno Nasta se encontró con un pelotazo, la defensa local mal parada, y un buen trecho del campo para correr hacia el arco local. Y allí fu, en la última jugada de peligro, pero se recuperaron Coronel y Ferrari, lo rodearon y lograron recuperar el balón, cuando el reloj marcaba 90+5′ de juego.

No hubiera sido justo. La igualdad le quedó bien a un partido al que le sobraron ganas, pero le faltaron muchas ideas.

Hernán O’Donnell

Arsenal fue al ataque, metió dos tiros y se llevó el tesoro

Como esos aventureros que buscan el tesoro escondido, Arsenal fue por el botín preciado, buscó el objetivo, puso hombres en ataque, y con dos disparos lejanos, sometió a Deportivo Maipú de Mendoza, para llevarse el premio del partido. Fue más ambicioso, y obtuvo lo que quería.

El equipo de Tobías Kohan formó con Tomás Sultani; Abel Amaya, Alxis Sosa, Agustín Álvarez e Iván Cabrera; Mateo Trombini, Nicolás Domingo, Juan Krilanovich y Valentín Serrano; Ignacio Sabatini y Tomás Ortíz.

El conjunto mendocino comenzó con Gonzalo Rehak; Felipe Coronel, Patricio Ostachuk, Alejandro Prieto y Matías Viguet; Nicolás Del Priore, Rodrigo Ramírez, Alan Ortíz; Misael Sosa, Ezequiel Almirón y Emiliano Ozuna.

Maipú intentó atacar en el nacimiento del juego, y al minuto Vigute lanzó un centro peligroso que atrapó Sultani. Pero enseguida el local tomó las rindas. a los 3′ avisó Sabatini con un tiro bajo; a los 4′ fue Tomàs Ortíz el que remató cerca. Cuando iban 7′ se escapó Trombini por derecha, pero el centro fue cortado por Rehak.

La visita solo se sostenía en la picardía de Sosa, quien probó apenas alto, a los 16′ de juego.

Pero el control era del local, y a los 19′ Amaya lanzó un centro que Sabatini conectó bien y controló Rehak.

Mientras, a los 22′ Kvin Pavia debió ingresar por el lesionado Alexis Sosa; Álvarez pasó de primer central, Cabrera de segundo, Serrano bajó de lateral izquierdo y Pavia se posicionó como volante derecho. Y entró tan bien, que enseguida se convirtió en un refresco grande para su equipo. Entonces tuvo la chance más, a los 32′, con un centro de la derecha, el cabezazo de Sabatini y la intervención del arquero visitante. A los 42′ fue Serrano el que intentó de lejos, y sobre el cierre del primer tiempo llegó el primer escopetazo.

Fue Nicolás Domingo, quien con toda su jerarquía sacó un hermoso disparo lejano, y puso el partido 1-0 a favor de Arsenal, cuando iban 44′ de juego.

El dominio del local se acentuó en el segundo tiempo. Dos llegadas de Sabatini eran el anuncio de que la búsqueda del tesoro no se detendría. A los 56′ Rubens Sambueza, dt de la visita, hizo dos cambios: Luciano Ortega entró por Alan Ortíz, y Leandro Vega reemplazó a Matías Viguet.

En el local, a los 60′ llegaron el segundo y tercer cambio, en la segunda ventana habilitada: Facundo Brestt ingresó por Ignacio Sabatini, y Juan Ignacio Peinipil reemplazó a Juan Krilanovich.

Maipú tuvo en las pelotas quietas alguna oportunidad. Sobre todo, en los pies de Ozuna. A los 65′ ejecutó un tiro libre que pasó muy cerca.

Pero el local mandaba, y otro escopetazo lejano aseguró el marcador. Iban 67′ de juego cuando Mateo Trombini sacó un remate fortísimo y bien dirigido, que se coló en lo alto d el arco de Rehak, para poner el partido 2-0 en favor de Arsenal.

Sambueza metió mano en su equipo, y a los 72′ Federico Rasic, delantero, ingresó por el lateral Felipe Coronel. Kohan, dt del local, hizo sus últimos dos cambios a los 74′. Camilo Saiz reemplazó a Mateo Trombini, y Matías Benítez ingresó por Valentín Serrano.

En los minutos finale,s Maipú atacó como pudo. la mejor chance la tuvo a los 78′, con un cabezazo de Misael Sosa que salió apenitas arriba del travesaño. intentó algo más con las dos últimas modificaciones, a los 83′. Luciano paredes entró por Nicolás Del Prior, y Fausto Montero reemplazó a Misael Sosa.

No tuvo mucho tiempo; incluso Montero fue amonestado, apenas entró y enseguida zafó de la expulsión.

Arsenal fue a la aventura, lanzó dos tiros, y se llevó el premio del partido.

Hernán O’Donnell

Platense y Belgrano dividieron momentos, y el empate fue la consecuencia

Los dos venían con problemas. Con algunas derrotas que generaron preocupación y algunos cuestionamientos. Era un partido importante para salir del trance, y ambos intentaron lograr la victoria. Tuvieron sus momentos; Belgrano, en el primero. Platense fue más en el complemento. Y la igualdad fue la lógica consecuencia.

El local formó con Juan Pablo Cozzani; Juan Ignacio Saborido, Ignacio Vázquez, Leonel Picco, Gastón Suso y Sasha Marcich; Carlos Villalba; Fernando Juárez, Gabriel Hachen e Iván Gómez; Maximiliano Urruti.

El equipo cordobés se alineó con Nahuel Losada; Juan Barinaga, Matías moreno, Nicolás Meriano, y Matías Ibacache; Ulises Sánchez, Santiago Longo y Esteban Rolón; Francisco González Metilli, Lucas Passerini y Bryan Reyna.

Belgrano tuvo el dominio del juego durante la primera media hora. Sin jugar un fútbol deslumbrante, el “Pirata” se las arregló para controlar el balón, darle buena circulación y generar un par de llegadas. La primera fue a los 9′, con una buena acción combinada entre Sánchez, Longo, González Metilli y la habilitación final para la entrada libre del peruano Reyna, que no pudo resolver ante el achique de Cozzani.

A los 17′ volvió a tener una posibilidad Bryan Reyna, que disparó fuerte, pero controló Cozzani.

El “Calamar” se acomodó en el cuarto de hora final, y mejoró en su juego. A los 32′ tuvo un buen contragolpe, que Hachen condujo por derecha, cruzó a la izquierda a Iván Gómez, cuyo remate cruzado se fue apenas desviado. Cuando iban 37′ Juárez lanzó un centro rasante que superó la salida de Losada, pero el tiro de Picco, que entraba libre, se fue afuera. Fue una situación muy clara para el local.

En ese momento del partido, era un poco más el “Marrón”. Sin embargo, recibió un golpe. Iban 45′ cuando tuvo un corner a favor, un remate que pegó en un defensor visitante, se quedaron los locales en el reclamo de una supuesta mano penal, y de contragolpe se fue Lucas Passerini, para derrotar la salida de Cozzani, y marcar el 0-1 a favor de Belgrano.

Sebastián Grazzini decidió hacer un cambio en Platense para empezar el segundo período. Luciano Ferreyra entró en lugar de Fernando Juárez.

Belgrano tuvo la primera llegada del complemento, a los 51′. Ulises Sánchez asistió a Reyna, este se fue sólo al arco, cuando le salía Cozzani cedió a Passerini, pero surgió Gastón Suso para cortar el peligro.

Entonces vino el segundo cambio en el “Calamar”; Ronaldo Martínez ingresó por Gabriel Hachen, cuando iban 55′ de juego. Fue un momento bisagra, porque también se fue expulsado Lucas Passerini, y allí el partido cambió el rumbo.

Comenzó un dominio sostenido de Platense, mientras la visita apostó a armar una línea de tres centrales, con el ingreso de Alejandro Rébola por Bryan Reyna cuando iban 67′, Barinaga e Ibacache de laterales, en el medio Sánchez, Longo y Rolón, y Francisco González Metilli de punta.

También el local hizo dos cambios a los 67′. Alan Marinelli ingresó en lugar de Juan Ignacio Saborido, y Lucas Ocampo reemplazó a Carlos Villalba.

El “Marrón” volcó el juego al campo rival. A los 70′ Ignacio Vázquez metió un disparo bajo y fuerte, q ue atrapó Nahuel Losada. Después fue Martínez el que exigió a Losada, cuando iban 72′.

Grazzini insistía en su idea, y a los 74′ realizó el quinto cambio en el local: Mateo Pellegrino ingresó por Leonel Picco. Platense jugaba con tres hombres de punta, mano a mano con los trees centrales del equipo cordobés.

A los 79′ llegaron el segundo y tercer cambio visitante: Pablo Chavarrí remplazó a Francisco González Metilli, y Matías García entró en lugar de Esteban Rolón.

No tenia espacios para la contra la visita, más allá de los buenos movimientos de Chavarría. Y el “Calamar” presionaba cada vez más, hasta que a los 86′ Ronaldo Martínez aprovechó un despeje corto de Losada y marcó el tanto de Platense que puso el 1-1 en el partido.

Platense mandaba en el juego, y alcanzaba la paridad en el marcador. Y hasta lo pudo ganar a los 88′ con un centro de Ocampo, el cabezazo de Pellegrino y Losada que contuvo abajo.

Guillermo Farré le dio el último refuerzo a su equipo con las dos últimas variantes, a los 89′. Jeremías Lucco reemplazó a Ulises Sánchez, y Facundo Lencioni ingresó por Matías Ibacache.

Fue un empate lógico, por el dominio inicial de Belgrano y la reacción de Platense en el complemento. Los dos llegaban con angustia, pero el punto les sirve para tomar aire.

Hernán O’Donnell

Defensa fue al ataque y logró una justa victoria

Defensa y Justicia fue fiel a su estilo, atacó siempre, y se llevó un triunfo justo de Victoria; Tigre mostró ímpetu y voluntad en el comienzo del juego, pero se diluyó con el correr de los minutos, y salvo algunos destellos, no contó con demasiadas chances para llevarse algo.

El local formó con Matías Tagliamonte; Martín Ortega, Facundo Giacopuzzi, Pablo Adorno y Nahuel Genez; Brahian Alemán, Agustín Cardozo, Tomás Fernández y Gonzalo Maroni; Blas Armoa y Gonzalo Flores.

El conjunto de Florencio Varela empezó con Cristopher Fiermarin; Ezequiel Cannavo, Emanuel Aguilera, Santiago Ramos Mingo, y Alexis Soto; Julián López; Luciano Herrera, Rodrigo Bogarín, Nicolás Tripichio y Gastón Togni; Nicolás Fernández.

Lo dicho, Defensa jugó al ataque, y a los 8′ tuvo una llegada muy clara, con un centro de Herrera y el cabezazo libre de Bogarin, que se estrelló en el palo izquierdo de Tagliamonte.

Luego, el partido se hizo un poco más enredado. Tigre buscaba salir con prolijidad, pero perdía el balón y le costaba elaborar llegadas. Cardozo le daba una buena circulación, aunque no prosperaba en ataques. Hasta los 26′, cuando armaron la mejor jugada propia de la etapa, que cerró con un tiro cruzado de Aleman, que pasó muy cerca.

Enseguida retomó el mano la visita, y llenó de sustos al arco local. A los 27′ “Uvita” Fernández elevó un disparo apenas alto. Cuando iban 28′ Gastón Togni combinó en pared con Fernández, lanzó el centro y Herrera cabeceó apenitas afuera, en una situación muy diáfana. Y a los 36′ Cannavo desbordó por derecha, lanzó un tiro-centro rasante, que Tagliamonte desvió con una mano.

Néstor Gorosito decidió hacer una variante para comenzar la segunda etapa. Matías Espíndola entró en lugar de Tomás Fernández.

Sin embargo, el equipo de Florencio Varela mantuvo el dominio del partido. a los 50′, un disparo de Luciano Herrera fue detenido abajo por el arquero local. Más tarde, Una buena contra de Herrera, que cedió para Fernández, cortó la defensa local, y el arquero debió esforzarse para desviar el remate contra su valla, cuando iban 59′ de juego.

A los 63′, Julio Vaccari movió el banco visitante. Kevin López entró por Ezequiel Cannavo, y Darío Cáceres reemplazó a Alexis Soto. En el local, “Pipo” Gorosito hizo dos modificaciones a los 68′. Nicolás Contin reemplazó a Blas Armoa, y Augusto Aguirre ingresó por F. Giacopuzzi.

Y tuvo una chance Contín apenas había ingresado, porque quedó solo ante Fiermarín, pero su tiro de dió en el pecho del arquero. Y el rebote lo tomó Gonzalo Maroni, pero su tiro salió elevado.

Vaccari lo fue a buscar con decisión. A los 75′ entró Aarón Molinas por Gastón Togni.

Una buena jugada definió el partido. Se fue Herrera por derecha, siguió Kevin López, quien cedió a Nicolás Fernández, quien enganchó hacia adentro y sacó un buen remate que puso el 0-1 para Defensa y Justicia, cuando iban 76′.

“Pipo” Gorosito hizo dos cambios, a los 78′. Ezequiel Forclaz entró en lugar de Gonzalo Flores, y Juan Cruz Esquivel ingresó por Gonzalo Maroni.

Y pudo hacer más goles la visita. A los 79′ lo tuvo Kevin López, pero su tiro salió alto. A los 82′ “Uvita” hizo una gran jugada individual, dejó a dos hombres en el camino, pero adelantó mucho el balón y Tagliamonte le atoró el tiro final.

Para cerrar el partido, Julio Vaccari hizo las dos últimas modificaciones permitidas de su equipo. Iban 86′ cuando Leandro Godoy entró por Nicolás Fernández, y Benjamín Schamine reemplazó a Rodrigo Bogarín. Era el último detalle de un partido que siempre fue favorable a la visita, que logró tres puntos porque fue fiel a su estilo.

Hernán O’Donnell

Atlanta y Colón no pudieron con el calor de Villa Crespo

El calor intenso del domingo convirtió en un infierno al campo de juego. Una temperatura altísima conspiró contra las ideas de Atlanta y Colón, y el gran partido que prometía la segunda fecha de la Zona “B” del Campeonato de Primera Nacional “Carlos Timoteo Griguol”, fue un sacrificio descomunal para los protagonistas en el primer tiempo, y tuvo un poco más de intensidad en el complemento. Pero no pudieron quebrar la igualdad.

Atlanta formó con Bruno Galván; Rosales, Dylan Gissi, Fernando Evangelista, y Tomás Silva; Juan Requena; Alejo Dramisino, Maximiliano González, Carlo Lattanzio; Ivo Constantino y Joaquín Susvielles.

El equipo de Santa Fe comenzó con Manuel Vicentini; Julián Navas, Hernán Lopes, Paolo Goltz y Facundo Castet; Nicolás Talpone y Sebastián Prediger; Federico Jourdan, Braian Guille e Ignacio Manuel Lago; Javier Toledo.

Con una temperatura agobiante, a los 5′ se lesionó Julián Navas, lateral derecho del e lenco santafesino, quien debió ser reemplazado por Lucas Picech. Y poco hubo de emoción, porque el calor frenó mucho el ritmo, y la humedad era muy pesada para desarrollar ideas. En ese contexto, Colón fue un poco más ofensivo. Tuvo más presencia en el campo rival, y un poco más de dominio del juego. A los 14′ realizó la jugada más peligrosa de la primera etapa, pero Lagos desvió el remate final.

Después, poco hubo para destacar. Atlanta intentó salir con la conducción de Alejo Dramisino, pero le costó mucho llegar al arco de Vicentini. En líneas generales, el trabajo del “Sabalero” fue un poco más profundo, aunque sin generar peligro evidente.

Para comenzar el segundo tiempo, Iván Delfino, entrenador de la visita, realizó la segunda variante de su equipo: Axel Rodríguez reemplazó a Braian Guille.

El partido tuvo un poco más de ritmo. El “Bohemio” se soltó un poco más, adelantó líneas y empezó a generar llegadas. A los 57′ tuvo un buen remate de Dramisino; pero el balón, bien dirigido, rebotó en un defensor.

Mario Sciaqua, entrenador local, entendió que era el momento de meter mano en el equipo, así que a los 62′ realizó las primeras dos modificaciones: Erik Bodencer ingresó por Ivo Costantino, mientras que Lucas Ríos remplazó a Carlo Lattanzio.

Contesto Colón, a los 63′, con un avance por izquierda, el disparo de Lago, y Bruno Galván desvió al corner con un vuelo espectacular.

El encuentro aumentó si intensidad, y Atlanta volvió a atacar, pero la maniobra conjunta fue terminada con un tiro muy alto de Alejo Dramisino, cuando iban 66′. A los 68′ llegó la tercera modificación en el “Bohemio”; Leonardo Marinucci reemplazó a Maximiliano González.

En ese momento, Iván Delfino decidió abrir la segunda ventana de Colón, para hacer el tercer y cuarto cambio. Nicolás Leguizamón entró en lugar de Javier Toledo, y Alex Aranda ingresó por Federico Jourdan, cuando iban 69′ de juego. Un poco más tarde, a los 77′, llegó la quinta modificación del “Sabalero”; Cristian Vega entró en lugar de Sebastián Prediger.

Era el momento de la pausa de hidratación, y Marito Sciaqua aprovechó para hacer las últimas dos variantes del local. Román Herrera reemplazó a Mauricio Rosales, mientras que Federico Bisanz entró por Joaquín Susvielles, a los 78′.

Pero el partido no logró despegar. Se quedó en un intento, que en algún momento del segundo período pareció despertar, pero fue tan sòlo una intención.

Atlanta y Colón se ahogaron en el calor de Villa Crespo y no pudieron salir de una pálida igualdad.

Hernán O’Donnell

Argentinos celebró en un carnaval de goles en La Paternal

Los bailes de carnaval se adelantaron para este sábado, y en La Paternal se vivió una fiesta llena de goles. Tal vez no fue un partido deslumbrante, ni sobró la jerarquía, pero hubo emociones y gritos a granel, y eso bien pagó la tarde del sábado porteño.

Argentinos le ganó a Banfield con claridad y sueña con la clasificación.

El equipo de Pablo Guede formó con Diego Rodríguez; Thiago Santamaría, Jonatan Galván, Tobías Palacio y Román Vega; Nicolás Oroz, Franco Moyano y Alan Lescano; Gastón Verón, Maximiliano Romero y Leonardo Heredia.

El conjunto que dirige Julio César Falcioni comenzó con Marcelo Barovero; Ezequiel Bonifacio, Alejandro Maciel, Luciano Recalde y Emanuel Insúa; Yvo Calleros; Gerónimo Rivera, Lautaro Ríos, Jesús Soraire e Ignacio Rodríguez; Bruno Sepúlveda.

Muy pronto, Gerónimo Rivera se convirtió en uno de los protagonistas de la tarde. Apenas empezó el partido, su andar rápido y hábil por el extremo derecho, se convirtió en un arma letal para la visita. A los 5′ desbordó y tiró un centro que Sepúlveda remató desviado. Luego, tras un pelotazo cruzado que no pudo cortar Galván, Sepúlveda remató y dio en el palo derecho de Rodríguez; del rebote, Gerónimo Rivera puso el 0-1 para Banfield, cuando iban 7′ de juego.

Argentinos sintió el golpe y se fue al ataque. Cuando iban 14′ Calleros tocó a Maximiliano Romero en el área, y el árbitro Rapallini sancionó el lógico penal, que Gastón Verón se encargó de ejecutar, para poner el partido 1 a 1, cuando ya iban 15′ de juego.

No sobraban los lujos, pero el ritmo era bueno, y los dos equipos iban al frente. A los 21′, Ignacio Rodríguez sacó un tiro que salió apenas afuera. Y respondió el local, con otro cabezazo.

Iban 25′ y Nicolás Oroz, que había cambiado la banda con Lescano, se fue por izquierda, lanzó un centro muy preciso, y el propio Alan Lescano marcó, de cabeza, el segundo tanto de Argentinos Juniors, para poner el encuentro 2-1 a favor del local.

En ese ping pong rápido de llegadas, el “Taladro” volvió a avisar, a los 27′ con un tiro de esquina, que Bruno Sepúlveda cabeceó apenas alto.

El equipo de Guede empezó a tener un poco más la pelota. A los 35′ llegó a través de un remate de “Pupa” Heredia, rebotó en un defensor, y el balón le quedó a Verón, pero su tiro fue controlado por Barovero.

A los 40′ Sepúlveda concretó tras un pase cruzado, pero el VAR advirtió una falta previa de Jesús Soraire y la acción no fue convalidada.

El complemento comenzó con el mismo ritmo. A los 20″ Rivera sacó un remate fuerte que desvió bien el “Ruso” Rodríguez. Pero era un poco más el “Bichito”, y a los 60′ tuvo una tremenda llegada que no pudo concretar por una doble tapada de Marcelo Barovero, primero a Heredia y luego a Lescano.

Enseguida se abrió una ventana de cambios “extra large”; a los 61′ Fernando Meza entró por Thiago Santamaría, y Damián Batallini reemplazó a Gastón Verón, en Argentinos Juniors. Y a los 62′, Julio Falcioni hizo cuatro modificaciones en el “Taladro”: Juan Quintana ingresó por Ignacio Rodríguez; Matías González entró por Jesús Soraire; Ezequiel Cañete reemplazó a Lautaro Ríos, y Lucas Palavecino ingresó en lugar de Yvo Calleros.

Pero de poco sirvieron las cuatro variantes de la visita, porque el equipo de La Paternal pegó los golpes definitivos en pocos minutos.

Iban 65′ cuando Damián Batallini pidió una pelota por la banda derecha, recibió y sacó un excelente centro que Leonardo Heredia convirtió con un formidable cabezazo, para poner el 3-1 a favor de Argentinos Juniors.

En un contragolpe letal, el local liquidó el partido. Iban 69′ cuando Maxi Romero se escapó por derecha, llegó al fondo, y metió un centro rasante, que Alan Lescano aprovechó para llegar por el otro costado y poner el 4-1 para Argentinos Juniors.

Pablo Guede hizo la tercera y cuarta modificación del local a los 73′. Santiago Montiel entró por Alan Lescano, y José María Herrera reemplazó a Leonardo Heredia.

A los 77′ pudo descontar la visita. Un centro largo desde la izquierda, Sepúlveda la bajó de cabeza, y por el medio apareció Juan Quintana para convertir con un fuerte remate y achicar la diferencia a un 4-2 a favor del local.

Guede resolvió reforzar la defensa, y a los 78′ Francisco Álvarez entró en lugar de Nicolás Oroz, en el quinto cambio del equipo de La Paternal.

Fue el cierre de una tarde fantástica de sol y calor, donde sobraron goles y sonrisas, para un Argentinos Juniors que se viene con una gran ilusión.

Hernán O’Donnell