Tras años de trabajo, Colombia ya es un protagonista del continente

Siempre está en la conversación. Es uno de los constantes animadores de los torneos continentales, en los últimos años siempre está entreverado. Detrás de las potencias del continente, Brasil y la Argentina, tal vez Uruguay, ahí nomás está Colombia. Desde hace bastante tiempo.

Este año, en esta oportunidad, la expectativa no variará. El objetivo es llegar bien arriba y por eso empezó hace ya unos días el trabajo en la concentración de Bogotá.

El entrenador portugués, Carlos Queiroz asumió la conducción de la Selección Colombia luego de un prolongado y exitoso ciclo encabezado por José Pekerman. Ya cumplió 100 días de trabajo y hay conformidad con su compromiso y dedicación; este año se presentó en una gira asiática donde venció a Japón por 1 a 0 y cayó ante Corea del Sur por 1-2.

A principios de semana inició los entrenamientos de cara a la Copa América Brasil 2019 con los futbolistas Edwin Cardona, Jéfferson Lerma, Yerry Mina, Iván Arboleda, Aldair Quintana y Éder Chaux. Trabajos con pleota, movilidad y definición fueron las principales tareas realizadas. “El profe me recibió muy bien y ahora tengo que trabajar para ganarme un lugar en la lista final de Copa América. Recibí una nueva oportunidad con la Selección y no quiero dejarla pasar”, señaló el ex volante de Boca.

“Siempre quiero estar en la selección”, dijo Yerry Mina. Y agregó: “Desde que llegué al país, sólo pienso en la Copa América”, con un marcado énfasis en la motivación que le genera el próximo torneo.

“Estoy confiado y tranquilo, seguí mis instintos, mi corazón y se que en los 40 seleccionados hay futbolistas con mucha calidad y talento y que juntos componen un buen equipo para la Copa América. La lista de 40 tiene equilibrio entre jugadores de experiencia y juventud. tenemos que estar preparados para hacer lo mejor en el presente, pero también prepararnos para el futuro”, dijo el DT en una reciente rueda de prensa.

“Tengo un equipo que trabaja en informes sobre los rivales. Intentamos hacer todo lo posible para que Colombia llegue bien preparado. Debo tomar las decisiones con criterio, rigor y credibilidad, no habrá excepciones, así tendremos el respeto de todos”, añadió el DT.

La lista de los 40 preselccionados la integran:
Arqueros
1. David Ospina – Napoli (ITA)
2. Álvaro Montero – Deportes Tolima (COL)
3. Camilo Vargas – Deportivo Cali (COL)
4. Aldair Quintana – Atlético Huila (COL)
5. Diego Novoa – Equidad Seguros (COL)
6. Éder Chaux – Patriotas (COL)

Defensores:
7. Felipe Aguilar – Santos (BRA)
8. Jeison Murillo – Barcelona (ESP)
9. Dávinson Sánchez – Tottenham (ING)
10. Yerry Mina – Everton (ING)
11. Cristian Zapata – Milan (ITA)
12. John Jáner Lucumí – KRC Genk (BEL)
13. Santiago Arias – Atlético de Madrid (ESP)
14. Helibelton Palacios – Atlético Nacional (COL)
15. Luis Manuel Orejuela – Cruzeiro (BRA)
16. Cristian Borja – Sporting de Lisboa (POR)
17. Déiver Machado – Atlético Nacional (COL)
18. William Tesillo – León (MEX)
19. Frank Fabra – Boca Juniors (ARG)

Mediocampistas: 20. Gustavo Cuéllar – Flamengo (BRA)
21. Jorman Campuzano – Boca Juniors (ARG)
22. Raúl Loaiza – San Lorenzo (ARG)
23. Víctor Cantillo – Junior (COL)
24. Wílmar Barrios – Zenit St. Petersburgo (RUS)
25. Jéfferson Lerma – Bournemouth (ING)
26. Edwin Cardona – Pachuca (MEX)
27. Juan Guillermo Cuadrado – Juventus (ITA)
28. Mateus Uribe – América (MEX)
29. James Rodríguez – Bayern Múnich (ALE)

Delanteros:
30. Yairo Moreno – León (MEX)
31. Luis Díaz – Junior (COL)
32. Andrés Felipe Ibargüen – América (MEX)
33. Radamel Falcao García – Mónaco (FRA)
34. Duván Zapata – Atalanta (ITA)
35. Carlos Bacca – Villarreal (ESP)
36. Rafael Santos Borré – River Plate (ARG)
37. Sebastián Villa – Boca Juniors (ARG)
38. Yimmi Chará – Atlético Mineiro (BRA)
39. Roger Martínez – América (MEX)
40. Luis Muriel – Fiorentina (ITA)

Jugará un amistoso el lunes 3 de junio ante Panamá y el día 9 se medirá con Perú. El debut en la Copa será frente a la Argentina, el 15, en la ciudad de Salvador, Bahía.

Ahí están las ilusiones de Colombia. Con la experiencia de los últimos años, su tradicional fútbol de buen trato de balón, control del juego y vocación ofensiva. Con los sueños intactos, esos que le permitieron meterse en el concierto de América y ser uno de los candidatos del público a la hora de elegir a los protagonistas.


Hernán O’Donnell

Venezuela, con objetivos de superación

Fue, hasta hace unos años, la cenicienta del continente. Casi no figuraba en los certámenes, casi nadie la tenía en cuenta y tanto en las Copas América, como en las series clasificatorias a la Copa del Mundo, no representaban un obstáculo para sus adversarios.

Ese tiempo se terminó. Venezuela dejó de ser un rival fácil, sencillo, accesible. Comenzó un trabajo de crecimiento en el fútbol hace casi 30 años cuando contrató a José Omar Pastoriza y otros entrenadores de países con tradición futbolística y empezó a trabajar en el desarrollo de su fútbol. Hizo hincapié en la técnica, las destrezas individuales, el juego colectivo, y sobre todo, la mentalidad.

De a poco, empezó a crecer. primero con los juveniles. Después, con los mayores. Ya no era el adversario al que todos querían enfrentar. Se ganó un respeto. Y el fútbol creció en la popularidad entre su gente. Porque siempre estuvo relegado, atrás de las grandes pasiones colectivas, volcadas al baseball y al básquetbol. Pero la gente advirtió que en el fútbol podían ser competitivos y adhirió a su seguimiento.

Ahora es tiempo de cosechar lo que se ha sembrado. Empezar a ver resultados, posiciones elevadas en los torneos, ser un rival duro para cualquier equipo. Venezuela ha crecido. En las últimas eliminatorias empató los dos partidos con Argentina; también le ganó en el amistos de marzo pasado por 3 a 1 en el Estadio Wanda Metrpolitano de Madrid. Allí el mundo terminó por ofrecerle su respeto.

Ahora está en plena etapa de preparación. No pierde el tiempo, acelera su puesta a punto. Con los jugadores que empiezan a llegar a la concentración de Fort Lauderdale, Florida, Estados Unidos, el DT Rafael Dudamel empezó los entrenamientos el último lunes 20 de mayo.

Arquímedes Figuera, Luis Manuel Seijas, Jhon Chancellor, Adalberto Peñaranda y Nahuel Ferraresi comenzaron la primera práctica; más tarde se sumó Renzo Zambrano. Entre el martes y el miércoles se agregaron el defensor de Atlanta United José Hernández, en calidad de invitado y Samuel Sosa, Jan Carlos Hurtado, Mikel Villanueva y Pablo Bonilla.

“Tenemos futbolistas de primer nivel en la lista de buena fe”, dijo Dudamel en la conferencia de prensa de presentación de la lista de 40 jugadores. Allí se anunció que jugará tres partidos amistosos de preparación para la Copa América Brasil 2019. Serán los tres en Estados Unidos: el 1 de junio ante Ecuador, el 5 frente a México y el 9 ante el seleccionado local. Al día siguiente viajarán a Porto Alegre, Brasil.

“Viajamos con la ilusión de alcanzar el mayor de los resultados, tener protagonismo. En La Copa América Centenario USA 2016 logramos clasificar y luego caímos con Argentina, el subcampeón. Estamos convencidos que nos vamos a entregar al máximo para lograr los mejores resultados”, señaló el DT.

Arrancó Venezuela. Ya tiene los entrenamientos programados en Fort Lauderdale, los amistosos concertados y el viaje posterior a Brasil.

Quiere ser protagonista, crecer y mantener el respeto que se ha ganado desde hace ya bastante tiempo.


Hernán O’Donnell

Perú siempre ofrece fútbol y expectativas

Tiene un juego tradicional, atildado, prolijo. Perú siempre ha mantenido su estilo, ha tenido suerte diversa y tuvo momentos de mayor o menor eficacia en los resultados en el concierto internacional. Pero lo que sostuvo de modo inalterado durante el paso del tiempo es su manera de entender el fútbol, el juego armonioso y atractivo.

Su época dorada transcurrió en los ’70. Llegó a la Copa del Mundo de la FIFA-México 1970 tras haber eliminado a la Argentina en un ya famoso partido en la Bombonera que finalizó 2 a 2. Tuvo, en esos años participación también en la Copa del Mundo de la FIFA-Argentina 1978 y luego en la de España 1982.

Aquellos nombres inolvidables marcaron una época y en la Copa América pudieron afirmarse. Porque si bien Perú había conquistado la edición de 1939, la generación del ’70 alzó el torneo en 1975 y llegó al podio, en el tercer lugar, en las ediciones de 1979 y 1983.

Jugadores inolvidables, como Cachito Ramírez, Héctor Chumpitaz, Juan Carlos Oblitas, Muñante, Velásquez, César Cueto, Ramón Mifflin y el gran Teófilo Cubillas le dieron forma a un Perú inolvidable.

Hoy es tiempo de recuperar esos días. de la mano de Ricardo Alberto Gareca el equipo se empezó a acomodar. Y había alcanzado el tercer puesto en Argentina 2011, pero aumentó su volumen de juego en la Copa América Chile 2015, donde también llegó tercero y logró volver a un Mundial después de más de 30 años, con el pasaje a la Copa del Mundo de la FIFA-Rusia 2018.

Hace unos días se presentó la lista previa y también quedó confirmado el plan de trabajo con los amistosos a jugarse ante Costa Rica el 5 de junio y frente a Colombia el 9.

Como siempre sucede, los hinchas, los periodistas, los amantes del fútbol, cuestionan por algunos que están y por otros que no se incorporaron. La nueva estrella, la gran esperanza hoy no está en la lista porque trabaja con el equipo que participará en los Juegos Panamericanos Lima 2019. Yuriel ceri tiene 18 años, ya debutó en Primera División y es uno de los jugadores más esperados a futuro. Se había destacado en el Sudamericano Sub 17 y es una de las promesas de Perú.

Massimo Sandi también se destacó en ese torneo, pero el arquero de Alianza Lima aún debe sumar experiencia para unirse a las grandes competiciones de la mayor y trabaja en la Sub 23.

El equipo se sostiene en su arquero Pedro Gallese, la capacidad de sus laterales, Advíncula y Trauco, la seguridad de Araujo y Abram, Yotún y Tapia en la recuperación, y la capacidad de los creativos: Christian Cueva, Carrillo, Edison Flores.

Pero la gran fortaleza la depositan en la capacidad de sus delanteros: Farfán y Paolo Guerrero, de quien se anuncia su regreso al equipo tras la suspensión.

Los últimos resultados fueron disímiles y dejaron alguna preocupación. una victoria apretada frente Paraguay por 1 a 0, una caída ante El Salvador por 0-2. Fue un partido raro, ya que el equipo de Gareca dominó todo el primer tiempo, pero no tuvo precisión para definir. En el complemento, a los 60′ un error de Trauco, tocó la pelota por encima de la salida del arquero, derivó en el primer gol de El Salvador. Insistió Perú, pero no pudo concretar. Y en el último minuto, Cerén, de contragolpe cerró el marcador para el equipo de Centroamérica. Iban 90′ y El Salvador definió el 0-2.

Pero todo queda en el olvido cuando empiezan a construirse las esperanzas con el trabajo a empezar en la recta final. Llega Paolo Guerrero y todos se ilusionan.

El gran partido que le hizo a Francia en el Mundial, la ajustada derrota ante Dinamarca, el triunfo sobre Australia…Perú ha dejado atrás los malos momentos, ha subido su categoría en el concierto internacional, ha crecido y trepó algunos escalones en el ranking imaginario del planeta fútbol.

Es tiempo de continuar en alza y no detener su marcha en ascenso.


Hernán O’Donnell

Brasil va por el reencuentro con la gloria

Es tan grande, tiene tanto potencial, tantos futbolistas, tantas posibilidades de conformar un gran plantel, que desde que Tité anunció la lista de 23 jugadores que actuarán en la Copa América Brasil 2019, se ha hablado, discutido y analizado más a los que quedaron afuera que a los que integran la nómina.

Algunos medios hasta han formado un equipo con los nombres excluídos; como si no tuviera cuestiones Tité, con las complicaciones lógicas de formar el equipo, armar el plantel, elegir los titulares y tener contentos a los suplentes, también tiene un equipo imaginario suplente.

Lo cierto es que de tanta abundancia es lógico que muchos jugadores de enorme capacidad se queden afuera de la lista: Los defensores David Luiz (Chelsea), Marcelo (Real Madrid), el volante Fabinho (de extraordinaria temporada en Liverpool), Felipe Anderson del West Ham, o los potentes hombres de ataque como Douglas Costa de la Juventus, Lucas Moura, finalista de la Champions con el Tottenham Hotspur, Willian del Chelsea, el joven Vinicius Jr. del Real Madrid…

Pero nada de eso preocupa a Tité. Sabe que tiene por delante una tarea inmensa, distinta a cualquiera que se le pueda presentar en estos tiempos, porque jugar un torneo de semejante envergadura en condición de local lo obliga a tener una buena performance. Y más que eso. Hay una historia de frustraciones de las que en Brasil ya no quieren hablar. La tristeza de haber perdido la final de la Copa del Mundo de la FIFA-Brasil 1950 y de haber quedado en semifinales ante Alemania con una goleada ignominiosa en la Copa del Mundo de la FIFA-Brasil 2014, hace que ya no se hable de ser candidatos ni se lo pongan como un objetivo de limpiar aquellas frustraciones. Casi no se habla del título y la candidatura. Se prefiere mantener la calma, la serenidad y apostar por un trabajo serio que le permita alzar la novena Copa América.

Para eso se apoya en un grupo de futbolistas excepcional. Alisson, el gran arquero de Liverpool, debe ser uno de los mejores del mundo en su posición. Quizás en el mismo escalón del alemán Ter Stegen. Muy cerca de él está Ederson del Manchester City y el muy conocido en nuestro país, Casio, quien actúa en Corinthians.

En la defensa tiene muchas variantes. Dani Alves, de los mejores laterales del mundo, actuó en Sevilla, Barcelona, Juventus y ahora en PSG a veces lo hace como extremo. Alex Sandro de Juventus y Filipe Luis de Atlético de Madrid competirán por el lateral izquierdo. Y entre los centrales se destacan Marquinhos, Miranda, Fagner, Thiago Silva…

Puede jugar con un sólo volante central: Casemiro está acostumbrado a esa función en el Real Madrid. También podría hacerlo Fernandinho del Manchester City.

Arthur, de Barcelona, Lucas Paquetá del Milán, son volantes de buen pie, de manejo, creativos. Philipe Coutinho puede jugar de volante izquierdo o de puntero por esa banda.

Y la abundancia está en los delanteros. Neymar no necesita presentaciones. Roberto Firmino es de los mejores centrodelanteros del mundo, otro de los que tuvo una brillante temporada en el brillante Liverpool. David Neres es una de las joyas del sorprendente Ajax de Amsterdam. Gabriel Jesús, campeón de la Premier con el Manchester City; Richarlison, delantero del Everton.

Un compendio de cracks para afrontar la Copa en casa. Debutará en el partido inaugural en Sao Paulo ante Bolivia el viernes 14; después, jugará con Venezuela el martes 18 en Salvador y el sábado 22 volverá a Sao Paulo para medirse con Perú.

Ya está la lista, los amistosos confirmados y todo el plan de trabajo establecido. Tité trabaja en silencio y con calma. Sabe que necesita enfocarse en el torneo, en cada partido, olvidarse de las presiones y alejar fantasmas. “Alegría y responsabilidad”, fueron las dos palabras que eligió el entrenador para definir lo que deben sentir sus jugadores. Sabe que debe mirar hacia adelante. Que el pasado no tiene arreglo ni tampoco retorno. Va por un Brasil ganador, que pueda consagrarse en su tierra y las frustraciones de otros tiempos queden en un olvido definitivo.


Hernán O’Donnell

Un explosivo Rafael Nadal se adueñó de Roma

Cuando juega así, parece imposible. Sobre todo, en tierra batida. Luce vigoroso, intenso, rápido y certero. Así se mostró en el primer set, cuando cada game duraba pocos minutos y se llevó por delante a Novak Djokovic por 6-0, contundente, sin atenuantes.

Rafael lo superó en muchos aspectos. En lo físico, el más notorio, porque le imponía un ritmo, una velocidad e intensidad que Nole no podía equilibrar. Se quedaba más en el fondo, respondía con menos fuerza y no encontraba los ángulos adecuados. Era muy superior lo de Nadal en esa primera manga.

En el segundo set se recuperó Djokovic y levantó el pie del acelerador Nadal. Cuando estaban igualados 3-3 tuvo tres oportunidades de quiebre Rafel que le hubieran encaminado a la victoria. Pero el serbio supo reponerse y tras colocarse 5-4 pudo quebrar y llevarse el segundo parcial por 6-4.

Y todo quedó abierto para el tercer set. Pero estaba claro que Djokovic venía de un desgaste muy grande. Que los partidos de la semana ya le pasaban factura. Y se notaba. El viernes jugó un partido muy duro ante Juan Martín Del Potro, que estuvo cerca de perder. Levantó dos match points en contra y resurgió. El sábado debió pelear una semifinal muy difícil ante el “Peque” Schwartzman.

Nadal quebró de entrada, defendió su saque y se puso 2-0 en el tercer set. Estuvo cerca en el tercer juego, pero Nole pudo sostenerlo y cerró con 2-1 para el español, que ya no se detuvo.

Se puso 3-1, lo quebró en el quinto juego y se abrió otra vez el partido para Nadal, que lucía intratable como en el primer set.

Fue cuestión de unos minutos más. Rafael estaba como en sus mejores jornadas, amo y señor de la tierra batida, impecable, sólido. La consecuencia fue un 6-1 en el set definitorio. Y la gloria otra vez que lo bañaba, que lo envolvía en aplausos, en otra tarde de triunfo y de levantar un trofeo.

Pasan los años y Rafael Nadal continúa en la cima, gana y escribe una historia increíble, maravillosa, digna de comentar y espléndida para vivir.


Hernán O’Donnell

Bolivia emprende un camino de aprendizaje y superación

Eduardo Villegas tiene una larga trayectoria en el fútbol boliviano, tanto como jugador como en el rol de Director Técnico. Ha pasado muchas experiencias, ha tenido mil batallas y sabe de que se trata. Conoce mucho el fútbol de su país.

Jugó en los grandes equipos de su tierra: Oriente Petrolero, The Strongest, Blooming, Jorge Wilstermann, San José, Bolívar. Se destacó como volante y salió campeón en 4 oportunidades.

Desde 2005 ejerce la dirección técnica y ya pasó por San José, Universitario de Sucre, Jorge Wilstermann, Oriente Petrolero, Bolívar y Sport Boys. Ganó seis campeonatos y construyó una leyenda dentro del fútbol de su país, pues es el DT con más conquistas en la historia de su tierra.

Después de salir campeón con San José en el Clausura 2018, fue convocado para dirigir a la selección de Bolivia. Y allí fue Eduardo, con esperanza, fe y trabajo.

Ahora tiene por delante una tarea fundacional. Recuperar a la selección, darle a Bolivia una entidad, que el equipo crezca, se meta en la discusión, sea competitivo. El equipo, bajo el mando de Villegas, igualó con Nicaragua 2 a 2 como local y perdió ante Japón y Corea del Sur por 1 a 0 y de visitante los dos encuentros.

Ya presentó la lista de 31, previa a la nómina final para jugar en Brasil.

Al pie de la información, una palabra que resume un sueño y un objetivo: Qatar. Porque el trabajo está enfocado en eso, en la renovación, en la competitividad, en el crecimiento. Y por eso empiezan por trazar una meta; la Copa del Mundo de la FIFA-Qatar 2022.

El viernes 24 de mayo se concentrarán en Santa Cruz de la Sierra, para comenzar la parte principal de los entrenamientos. Viajan luego a Francia, para enfrentar el 2 de junio a los campeones del mundo en Nantes.

Debutará en el Morumbí frente a Brasil en el partido inaugural de la Copa el viernes 14 de junio. El martes 18 estará en Río de Janeiro para enfrentar a Perú. Y el sábado 22 en Belo Horizonte se mide con Venezuela.

Es la cenicienta del torneo, el equipo que quizás menos posibilidades tenga. En los papeles, aparece muy lejos de sus adversarios. La “cátedra” no le da demasiadas chances de clasificar. Pero los partidos hay que jugarlos. Y Bolivia quiere aferrarse a la esperanza, esa que alguna vez le permitió abrazar la gloria en su casa, en la edición Copa América Bolivia 1963 y salir subcampeón en la edición Copa América Bolivia 1997.

En ambos casos, la altura jugó un papel fundamental. Hoy aguarda por una esperanza, una recuperación, un tiempo que le permita volver a soñar.


Hernán O’Donnell

A pesar de sus méritos, Tigre y Atlético Tucumán ya ponen en juego su continuidad en la Copa de la Superliga

En estos últimos días la competencia local brindó encuentros con un alto grado de entretenimiento por la paridad de los duelos y la incertidumbre de qué equipo daría el paso hacia la siguiente ronda. Porque si bien en los partidos de ida de cuartos de final, tanto Tigre como Atlético Tucumán consiguieron una ventaja considerable, en la revancha esa posible clasificación se vió seriamente amenazada ante la arremetida de nada menos que Racing y River. Es un rasgo que permite la Copa de la Superliga: partidos de ida y vuelta que dejan la serie abierta hasta el último minuto. Ya hubo encuentros más parejos, disputados, quizás hasta más discretos por la falta de goles, como en San Lorenzo – Huracán (que incluso finalizó con emoción por la definición por penales en la que ganó el Ciclón). Pero la última instancia vió como los equipos de Gorosito, que se impuso 2 a 0 en el primer dispute ante el flamante campeón de la Superliga, y el de Zielinski, que goleó como local al actual campeón de América, sufrieron hasta el pitazo final por partidos plagados de goles y emociones. Ambos conjuntos, con mucho empeño y sacrificio, lograron soportar la embestida y dejaron en el camino a dos poderosos.

Pero ahora, tanto el Matador como el Decano están obligados a cambiar de página y poner el foco en el partido de semifinal, para el que tanto lucharon. Porque el torneo sigue, y las fechas del certamen no otorgan tiempo para celebrar: hoy Tigre recibe a Atlético Tucumán apenas unos días después de que ambos hayan logrado la hazaña de sobreponerse a rivales de jerarquía.

El equipo de Victoria culminó su participación en la Superliga cosechando una cantidad de puntos sorprendente desde la llegada de “Pipo” Gorosito como entrenador. Este buen andar se prolongó en la Copa de la liga y por ello hoy está entre los cuatro mejores.

El Decano vive un momento de esplendor desde que volvió a jugar en primera en 2016. Participó de la CONMEBOL Libertadores 2017 y 2018 (en esta última alcanzó los cuartos de final), y en la reciente temporada finalizó quinto en la tabla de posiciones de la Superliga, quedó muy cerca de abrochar un nuevo boleto a Libertadores, pero lo consiguió para la Sudamericana del año próximo.

Hoy los dos equipos protagonizarán un encuentro de semifinales que pocos imaginaban posible, y sólo uno de ellos va a continuar su marcha, sin importar qué hayan hecho previamente para llegar a este momento.


Martín O’Donnell

Boca y Argentinos armaron la otra semifinal

Primero consiguió el pasaje Argentinos Juniors. Por una cuestión de horarios, jugó en el primer turno y logró una valiosa victoria en La Plata ante Gimnasia. Con los argumentos que ya empiezan a ser marca registrada en el equipo de Diego Dabove. Un equipo que mete, lucha, raspa, ahoga cuando el rival tiene la pelota, que propone un juego muy físico, y cuando tiene el balón le da buen destino, lo cuida, sabe manejarlo a partir de la conducción del volante Alexis Mac Allister.

Tuvo esa actitud en el bosque y por eso dominó el primer tiempo. Fue más que Gimnasia en esa etapa, y se la llevó por 1 a 0; después el Lobo emparejó y fue más incisivo en el ataque. Silva puso el 1 a 1 a los 57′ y el local empezó a manejar el partido, con muchos hombres sumados al ataque y varias situaciones claras que fueron atrapadas por el arquero visitante, Chávez.

Y en el mejor momento del local, Argentinos tuvo la ocasión para desnivelar, tomar aire y asegurarse el partido. Llegó el corner desde la derecha de Mac Allister, el cabezazo de Sandoval y el gol de la visita a los 73′. Argentinos ponía el partido 2 a 1 a su favor y ya todo parecía terminarse, aunque a los 79′ un remate de Lautaro Chávez pareció desviarse en la mano de Jonathan Galván, el partido parecía resuelto. La serie estaba terminada, Gimnasia no tenía reservas para aforntar lo que quedaba y marcar dos goles y Argentinos lucía motivado por el logro.

Boca consiguió el festejo en los penales. Después de 90′ de mucha tensión, de mucho nervio, de un partido jugado con alta intensidad, todo tuvo que resolverse desde los doce pasos.

El conjunto de Alfaro fue bastante más en la primera etapa y tuvo a Vélez contra su arco. Las intervenciones de Hoyos, el travesaño, alguna imprecisión y la defensa férrea impidieron que abriera el marcador.

El complemento fue todo lo contrario. Vélez se convirtió en el dominador, se hizo de la pelota y con el ingreso de Almada tuvo más imaginación en ataque. Sumado a la participación de Salinas, el visitante se adueñó del partido. Cuando Boca se quedó con un hombre menos por la expulsión de Izuqierdoz parecía que el gol del equipo de Liniers estaba al caer.

Esteban Andrada, de brillante actuación, lo impidió.

Todo el morbo, la ansiedad, la angustia que despiertan las definiciones por penales, esta vez tuvo un aliciente mayor: Mauro Zárate, el gran centro de la escena de esta serie, iba a ejecutar y el mundo se suspendería por ese instante. Ya había desviado Braian Cufré, igualado después Rodrigo Salinas y Zárate tenía la oportunidad de poner a su equipo 3 a 2 y dejarlo bien encaminado en la definición.

La tensión, los nervios, la angustia que se reflejaba en su rostro quedó a un lado a la hora de ejecutar. Lo hizo con precisión y buena técnica. Boca estaba más cerca.

Almada para Vélez, Fabra para Boca, Leandro Fernández para el visitante…el partido 4 a 4 y Julio Buffarini con la posibilidad.

El remate fue fuerte, al medio, alto. Bien ejecutado. Boca gritó el triunfo, celebró la clasificación y va por las semifinales.

Empezará el domingo ante Argentinos en La Paternal. La Copa de la Superliga avanza y por esta modalidad de eliminación directa crece en tensión, nervios y angustia. Pero también en ilusiones y sueños, de pegar un grito y celebrar en título.


Hernán O’Donnell

Con la soga al cuello, Tigre y Atlético Tucumán superaron a dos grandes rivales

Habían sacado una ventaja importante en el partido de ida; los dos habían superado a dos grandes de nuestro fútbol. Y tenían el resultado a afvor, pero, tal como se vio en la Champions League y como se sabe desde tiempos inmemoriales, los partidos duran hasta el silbato final, y las series de dos encuentros (180′) no permiten aventurar un final en el primer encuentro, porque aunque el resultado sea amplio, quedan 90′ y un poco más por jugar, con una historia nueva, planteles renovados y aires de esperanza.

Racing tuvo 45′, los iniciales, de muy buen nivel. recuperó el estilo que lo llevó a ganar el campeonato de la Superliga. Fue ambicioso, tuvo dinámica y empujó a Tigre contra su arco. Orbán, de cabeza tras un corner desde la derecha marcó el primer gol a los 20′. Después fue Lisandro López quien capturó un rebote en el área y marcó el 2 a 0 a los 38′.

En el complemento, mermó un poco la presión, aunque siempre el control lo tuvo el local. Tigre se acomodó un poco mejor en su campo y cuando todo parecía llevarnos a la definición por penales llegó el golazo de Perez Acuña a los 90′ y en la agonía, el visitante convirtió un gol de mucho valor, pues obligaba a Racing a meter dos goles, en los 5 minutos que habían adicionado.

Cvitanich tuvo una oportunidad, pero el travesaño se lo impidió. Ahí se acabaron las últimas ilusiones de la Academia.

Tigre, por lo que hizo en el primer partido, logró el pase a las semifinales.

Unos minutos después, River salió hecho una tromba en el Monumental. Con una actitud y una dinámica similar a la que había exhibido ante Aldosivi, el equipo que conduce Marcelo Gallardo metió a Atlético Tucumán en su campo y comenzó a rodearle la manzana, hasta provocar la caída de su arco. A los 15′ Ignacio Fernández con una exquisita definición quebró el arco de Luchetti. 1 a 0 y la esperanza se encendía con muchos justificativos.

Aumentó lucas Pratto a los 41′ y entonces todos dejaron volar la imaginación a las remontadas de Europa y se entusiasmaron con un segundo tiempo que prometía más emociones.

Sin embargo, un cachetazo iba a recibir el local cuando nacía el complemento. Corner desde la derecha, la peina Leandro Díaz y Javier Toledo con la suela la toca a la derecha de Armani. Gol de Atlético Tucumán a los 50′ y un frío recorría el Monumental con el 2 a 1 que complicaba al millonario.

Pero el entusiasmo volví a reflotar a los 56′, cuando el tiro de Pratto dio en el poste izquierdo de Luchetti, de la Cruz tomó el rebote, se la pasó a Suárez quien convirtió y el encuentro quedó 3 a 1.

Después de un dominio permanente, de varios remates perdidos, ocasinoes que no se pudieron concretar, a los 84′ Lucas Pratto señaló de cabeza y con el 4 a 1 se desató la euforia. Quedaba tiempo para un gol, nada más…

No hubo milagro. Se aferró Tucumán al resultado y pudo aguantar el embate final. Había consumado el objetivo enorme de superar en la serie a un grande, tal como minutos antes lo había hecho Tigre. Para confirmar una vez más que las Copas están hechas de historias, de hazañas y de sueños imposibles que en noches impensadas se hacen realidad.



Hernán O’Donnell

La CONMEBOL Libertadores ya tiene su programa

Hacía mucho tiempo que no se esperaba un sorteo con tanta expectativa. Que no se hablaba tanto en la previa, que no había tantas premoniciones ni tantas especulaciones sobre los posibles enfrentamientos en octavos de final.

La mayoría de las expectativas estaban puestas en un posible choque entre Boca y River en la primera ronda eliminatoria. No sucedió. Después, se analizaba a cada equipo, como si hubiera muchas diferencias entre ellos. Y creemos que no, que hay distancias quizás entre algunos brasileños que asoman como favoritos, pero nada está dicho hasta que se jueguen los partidos.

El esquema ahora está definido y ya se sabe no sólo quienes se enfrentarán en octavos de ifinal, sino también el hipotético camino hasta la gran final prevista para el 23 de Noviembre en el estadio nacional de Santiago de Chile.

Los equipos argentinos han quedado casi todos de un lado de la llave, como se suele decir. Esto es, que River, San Lorenzo y Boca se encontrarían antes de la final. Los primeros en un hipotético cuarto de final y Boca se podría llegar a medir con alguno de ellos en una posible semifinal.

Del otro lado viene Godoy Cruz Antonio Tomba de Mendoza. Con una llave complicada, con muchos conjuntos brasileños y la ilusión de jugar una final muy cerquita de su provincia, de su casa.

Aquí está el “cuadro”. El fixture final. El gran programa, la gran ilusión. Para los amantes del fútbol, el cronograma para palpitar un segundo semestre lleno de emociones.

Es cuestión de guardarlo y tenerlo siempre a mano, porque las noches de Copa se acercan y esperan por un ganador.



Hernán O’Donnell