Manny Pacquiao, El rey de los jóvenes 40 años

La noche de Las Vegas tuvo un solo protagonista. Manny Pacquiao. Dueño del combate de punta a punta, con un estilo reconocible en su trayectoria: Ataque voraz, ofensiva constante, velocidad y golpes fuertes. es cierto que el tiempo ha mermado un poco estos dos últimos atributos, pero aún a los 40 años mantiene sus características históricas.

Fue una aplanadora desde el primer round. Sin la potencia de otrora, pero con la misma ambición. Enfrente, un Broner que esto muy lejos de ser un “problema”. No entró nunca en la pelea, retrocedió, siempre se movió en actitud defensiva y cuando Manny atacaba a fondo, lo desbordaba con cierta nitidez.

Los primeros tres rounds fueron un monólogo de Pacquiao. En el cuarto apareció Adrien, pero fue apenas una brisa. La pelea continuó de manera unilateral. Recién en el cierre, Broner levantó su producción, aunque estuvo muy lejos delo que debe ser un contendiente en un combate de semejante envergadura. 

Los últimos asaltos parecieron esbozar una recuperación , pero estaba muy lejos en las puntuaciones. El fallo, unánime, le dio el triunfo al filipino por un buen margen. 117-111, 116-112 y 116-112 para que Pacquiao retenga la corona Welter de la Asociación Mundial de Boxeo.

La victoria le abrió una gran sonrisa. Pacquiao quiere un desquite con Floyd Mayweather, y el “Chino” Maidana desafía su corona;quiere una oportunidad en un regreso conmocionante.

Hoy es el tiempo de Manny, de gozar y disfrutar. de pensar y elegir. Y de vivir la gloria, la misma que tienen sus jóvenes 40 años…



Hernán O’Donnell

(Enviado Especial a Key Biscayne, Florida, USA)

Pacquiao y Broner inician una temporada caliente

El año comenzó con el gran festival de Mar del Plata, la sorpresiva caída de TNT Maidana y un debut promisorio del “Chino” como promotor y organizador de festivales de boxeo. La derrota de su hermano impidió que la fiesta sea completa, pero no empaña el excelente trabajo ni la leal organización, que premió al ganador de modo honrado y dejó satisfechos a los concurrentes.

Pero el boxeo sigue. Y el año promete ser de muy alto nivel; hay combates programados para la primera parte, muchos de ellos de gran expectativa. Este sábado el epicentro estará en Las Vegas, Nevada. Allí se presentará Manny Pacquiao, quien parecía alejarse del pugilismo hasta que la gran victoria ante Lucas Matthysse en julio de 2018 lo volvió a colocar en los primeros planos. Un boxeador de leyenda que arrastra una gran legión de seguidores, quienes siempre valoraron su ímpetu, su valentía y su voracidad ofensiva.

Enfrente, Adrien Broner. 29 años, una trayectoria importante que tuvo un gran tropiezo ante la ferocidad del “Chino” Maidana, pero que siguió adelante tras esa dura derrota. Un hombre que cree que puede dar el golpe ante un oponente que tiene 40 años y expone el título welter de la Asociación Mundial de Boxeo (WBA).

Broner cree tener la fórmula. Ni más ni menos que la que le dio un gran resultado a Juan Manuel Márquez en aquella memorable noche de diciembre de 2012 cuando derrotó a Manny con un KO fulminante, producto de un uppercut furibundo y certero.

Pero Manny sabe de esto. Sabe que ese golpe tan ensayado por Márquez es la fórmula que tantos quisieron repetir. Y está preparado para revertir esa táctica.

Apelará a su experiencia. Al dominio de la escena y a la su velocidad, que no es la de hace diez años, por cierto, pero aún es respetable y temible.

Será un combate de alta tensión y adrenalina. Una pelea muy esperada que continúa este enero de grandes festivales, de presencias estelares, de choques impactantes y augura un año de muchas expectativas y de eventos promisorios para el boxeo.




Hernán O’Donnell

(Enviado Especial a Key Biscayne, Florida, USA) 

Argentina empieza a armar su calendario

Se confirmó el primer choque del año para el seleccionado argentino: jugará el 22 de marzo en Madrid, en el Wanda Stadium ante Venezuela, en lo que será su primera aparición de la temporada.

Luego vendrá lo más comprometedor. Las pruebas más exigentes. La Copa América Brasil 2019 y a partir de octubre la Competición preliminar de la Copa del Mundo de la FIFA-Qatar 2022.

Lionel Scaloni está metido en la tarea. Estuvo en Ezeiza, observó el trabajo de los juveniles y mantuvo contactos con Leo Messi y varios de los mayores.

El año comenzó. Las ilusiones y las expectativas están en marcha.



Hernán O’Donnell

El año comenzó lleno de tenis

Es el deporte que inicia la temporada. Si bien hay varios que tienen su continuidad entre el cierre de un año y el inicio de otro, como los deportes de Estados Unidos, sea el football americano o el hockey sobre hielo, o las competencias europeas con sus mágicas ligas, para quienes toman el año calendario como el principio y final de cada temporada, el tenis es el deporte que abre cada nuevo ciclo: comienza su circuito sobre el inicio del año nuevo (en verdad, en los días finales del año viejo) y concluye en noviembre, tiempo de vacaciones y comienzo de pretemporada entre sus finales y diciembre.

Este año, como siempre, Oceanía nos abre la puerta. En Australia y Nueva Zelanda se viven las primeras emociones.

Se volvió a tutear con la victoria Kei Nishikori. El japonés que sorprendió al mundo cuando se llevó el ATP de Delray Beach 2008 tras vences en una dura batalla a James Blake, alcanzó el éxito en Brisbane tras mucho tiempo de no alcanzarlo. Había logrado su último torneo en febrero de 2016 y en ese lapso llegó a 9 finales, todas sin lograr el trofeo mayor. Pero tuvo su premio a la constancia y perseverancia, y le ganó a Daniil Medvedev por 6-4, 3-6 y 6-2.

En la India, Kevin Anderson le ganó a Ivo Karlovic por 7-6(4), 6-7(2) y 7-6(5), en un largo y extenuante partido. 

Mientras, por estas horas se juegan los atrayentes torneos de Sydney y Auckland, a la espera del Australian Open, el primer Grand Slam del año.

Y en la Argentina se aguardan dos torneos con mucha expectativa. El Córdoba Open, del 2 al 10 de febrero en el Estadio Mario Alberto Kempes, donde se pondrá en marcha una nueva plaza tenística y el Argentina Open, del 9 al 17 de febrero en el Buenos Aires Lawn Tennis Club en su 19º año consecutivo, un ya más que tradicional certámen en el calor del verano de Buenos Aires.

Ya están confirmados Dominic Thiem, Fabio Fognini, Diego Schwartzman, Marco Cecchinato, Pablo Carreño Busta, Leonardo Mayer, Guido Pella entre muchas figuras.

Tenis del bueno. En todo el mundo y en casa también.



Hernán O’Donnell

El Sub 17 también prepara su año

Como cada año impar, los veranos se pueblan de figuras emergentes, de los clásicos torneos sudamericanos y las clasificaciones a los Mundiales juveniles que organiza la FIFA. En general, la atención está puesta en el Sub 20, porque tiene otra envergadura, jugadores más conocidos, muchos con experiencia en primera división, varios ya conocidos por el gran público, y con el peso de ser uno de los torneos más valorados por la FIFA y más difundidos por los medios de comunicación. 

Pero allí, muy cerca, y a un crecimiento importante, está el Sub 17. A la Argentina no le ha ido muy bien esta categoría en los últimos tiempos, pero se acerca el Campeonato Sudamericano Perú 2019 que se desarrollará entre el 23 de febrero y el 19 de marzo y dispondráde cuatro cupos para la Copa del Mundo U 17 de la FIFA-Perú 2019.

El trabajo está en marcha. Pablo Aimar está al frente del equipo, y en su debut  dejó impresiones sobre su tarea en el equipo juvenil: “Le damos mucha importancia a los valores; queremos chicos que tengan gusto por vestir esta camiseta, que les guste jugar, les guste el fútbol y sean comprometidos. Valoramos la educación.”

“La ropa de la selección es hermosa. Le decimos a los chicos que cuando llegan al predio y se la pongan con pasión, con alegría”

En declaraciones al sitio oficial de la AFA, señaló: “Trabajar en el predio de la AFA con canchas muy buenas, los va a hacer crecer. Sobre todo en lo individual, en su formación. Buscamos que el jugador de la selección sea algo más que un jugador común; más allá de lo futbolístico, tiene que tener respeto, por el compañero, por la gente que trabaja en el predio, en los aeropuertos, la gente que comparte el avión…es un combo”.

Con respecto al torneo que viene, afirmó: “Las 10 selecciones sudamericanas, hace tiempo que trabajan muy bien en juveniles. seeleccionan bien, tienen mayor infraestructura, tienen complejos para entrenar similares al nuestro, así que espero una gran competencia. Yo les puedo aportar experiencia y todas las cosas que viví. Dentro y fuera de la cancha”.

Esta semana será una larga cadena de entrenamientos. Todos los días habrá doble turno, excepto el jueves, sólo por la tarde, con prácticas intensas que concluirán el domingo. Los convocados son: Arqueros: Rocco Ríos Novo, Federico Losas, Laureano Martínez y Jerónimo Riart. 
Defensores: Bruno Amione, Tomás Lecanda, Francisco Flores, Kevin Lomonaco, Julián Aude, Luciano Vera, Lautaro Cano, Patricio Acevedo y Ricardo Martínez.
Volantes: David Ayala, Martín Bellotti, Ignacio Fernández, Juan Sforza, Cristian Medina, Tiago Geralnik, Matías Palacios y Luciano Ferreyra.
Delanteros: Matías Godoy, Francisco Bonfiglio, Franco Frías, Santiago Simon, Brian Aguirre, Federico Versaci, Exequiel Zeballos, Juan Pablo Krilanovich y Franco Orozco.

El cuerpo técnico completo lo integran:

Director Técnico: Pablo Aimar

Técnico Alterno: Diego Placente

Asistente Técnico: Adrián Gallará

Preparador Físico: Enrique Cesana

Entrenador de arqueros: Darío Herrera

Analista de videos: Eduardo Giménez

Utilero: Patricio Auzmendia

Ya está en marcha el trabajo. La travesía empezó el año pasado, la selección Sub 17 acumuló entrenamientos, partidos amistosos, y cuenta con un cuerpo técnico de experiencia y conocimientos. Pablo Aimar y Diego Placente tienen un recorrido largo por el fútbol y mantienen valores inalterables que aprendieron de su paso por los seleccionados, con entrenadores de excelencia como José Pekerman o Marcelo Bielsa.

La nave está lista para partir. Y como siempre le auguramos a los equipos argentinos,  nuestro deseo que llegue a buen puerto.

 

Hernán O’Donnell

El Sub 20 y la preparación para un año exigente

Ya estamos en la cuenta regresiva. En pocos días más comienza el Torneo Sudamericano Sub 20 Chile 2019, y la selección que dirige Fernando Batista acelera la preparación.

El trabajo está puesto en acentuar el engranaje futbolístico; muchos de estos chicos ya acumulan cierta experiencia en primera división y tienen una base física producto del roce de esa categoría. Mientras, lo que importa es “armar” el equipo. Prepararlo, acondicionarlo. Modelarlo. Porque hay que encontrar al conjunto, el año llega con muchas exigencias y expectativas.

La última práctica tuvo un ensayo de fútbol formal, ante un combinado juvenil de Tristán Suárez.

La selección jugó dos tiempos de 45 minutos y ganó dos a cero con goles de Gonzalo Maroni y Thiago Almada. 

El primer equipo alineó a: Jerónimo Pourtau (Lautaro Morales); Facundo Mura, Nehuén Pérez, Facundo Medina, Francisco Ortega; Manuel Insaurralde, Santiago Sosa, Anibal Moreno; Gonzalo Maroni, Maximiliano Romero y Thiago Almada.  

En el segundo tiempo, el seleccionado nacional formó con: Manuel Roffo; Aaron Barquett, Leonardo Balerdi, Facundo Medina, Elías Pereyra; Agustín Almendra, Fausto Vera, Franceso Lo Celso; Julián Álvarez; Adolfo Gaich y Pedro De La Vega. 

Es tiempo de armar el equipo; de trabajar y pensar en todo lo que se viene. Un sudamericano exigente, que para llegar al hexagonal final hay que sortear la primera fase (clasifican tres de cinco de cada grupo) y luego en ese hexagonal, los cuatro primeros viajan a la Copa del Mundo U-20 de la FIFA-Polonia 2019.

Argentina integra el grupo B junto a Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay. Es difícil hacer un pronóstico, a la Argentina no le ha ido bien en los últimos años, pero siempre renace la esperanza al compás del inagotable semillero de jugadores que tiene el país.

El tiempo corre y Batista y su cuerpo técnico deben acelerar el trabajo para lograr la puesta a punto. El Sudamericano es uno de los grandes torneos que presenta Enero. En un año cargado de actividad deportiva, para los chicos del juvenil el primer mes llega con un examen importante, valioso, calificado. La Argentina ha dado muestras de poder estar a la altura de las circunstancias. Por experiencia y jerarquía, creemos que este plantel también lo podrá hacer.

  

Hernán O’Donnell

Fin de un año con cambios para Los Pumas

El cierre del 2018 permite reflexionar acerca de lo sucedido en el año, mirar hacia atrás para hacer un análisis de la temporada del seleccionado nacional de Rugby y lo que se puede esperar para el 2019, en el que aparece en el horizonte el gran acontecimiento que toma lugar cada cuatro años: la Copa del Mundo. 

La temporada 2018 presentó cambios, cuando parecía que asomaba otro capítulo lamentable. Porque en cuanto a nivel de juego y especialmente resultados, al igual que en el 2016 y el 2017, el equipo fue superado y no mostró un buen desempeño. El ciclo de Los Pumas con Daniel Hourcade como Head Coach, parecía llegar a su fin. Luego de un brillante papel en el Mundial de Inglaterra 2015, en el que el seleccionado argentino finalizó cuarto y fue ofensivo y eficaz, los compromisos que surgieron después no fueron exitosos. Tras la ventana de junio de este año, en la que el conjunto nacional fue derrotado por equipos alternativos de Gales y Escocia, Hourcade anunció que daba un paso al costado. No logró encontrarle la vuelta a la pérdida de grandes jugadores que emigraron a competencias europeas, aunque vale destacar la parte ofensiva que transmitieron Los Pumas bajo su mando. 

Mario Ledesma era el nombre apuntado para convertirse en el sucesor. El ex hooker jugó cuatro Copas del Mundo con la camiseta nacional, y tuvo un total de 84 participaciones con el seleccionado. Comenzó su carrera de entrenador en Europa, luego integró el staff de entrenadores de los Wallabies, hasta que este año asumió en Jaguares para tener su primera experiencia como Head Coach. Los resultados fueron brillantes: el equipo clasificó por primera vez a playoffs, logró importantes victorias como visitante y logró superar con claridad a sus oponentes como local. 

De esta manera, fue anunciado como el nuevo Head Coach del seleccionado nacional. Se volvieron a renovar las ilusiones del equipo, con la esperanza de que se trasladaran los buenos resultados de Jaguares a Los Pumas.

En el primer desafío, el Rugby Championship, se logró un cambio de imagen al triunfar con claridad ante Sudáfrica en Mendoza y ante Australia como visitante, un resultado histórico aunque con un marcador más ajustado que ante Springboks. Luego hubo altibajos, el más notorio fue la derrota ante Wallabies en Salta, cuando parecía que la victoria estaba en el bolsillo. 

La ventana de noviembre volvió a traer incertidumbre, ya que no se consiguieron triunfos. Cayó ante Irlanda, un adversario que fue de los mejores equipos del año: se consagró en el Seis Naciones y derrotó a Nueva Zelanda.

El resultado ante Francia volvió a generar dudas, ya que en la previa se apuntaba como un encuentro a ganar, dado que será rival de grupo en la Copa del Mundo de Japón 2019. Luego estuvo cerca de llevarse una alegría de Edimburgo, pero entre fallas a los palos y errores de manejo de balón, Escocia dejó con las manos vacías al seleccionado argentino. 

El último partido del año fue ante Barbarians en Twickenham. En esta ocasión participaron jugadores que habían tenido pocos minutos en el año o incluso ninguno. Similar al partido ante Australia en Salta el pasado Rugby Championship, a pesar de tener una ventaja favorable en el marcador, no pudo conservar esa diferencia y volvió a perder. 

Aún así, en el balance uno no debe quedarse con la imagen de las últimas derrotas. Hay que tener en cuenta el cambio que hubo en el equipo, que supo estar a la altura de rivales importantes y que por detalles se quedó en el camino en partidos de jerarquía. El seleccionado tiene con qué ilusionarse. Es cuestión de tomar los cambios positivos que hubo este año, para encarar el próximo con el gran desafío que nos espera: la Copa del Mundo Japón 2019. 

Martín O’Donnell

Este año, Francia fue el dueño de la pelota

Se termina el año 2018 y algunos análisis empiezan a tomar forma, a salir a la luz. En estas fechas, donde la actividad deportiva se focaliza en el Norte, en Europa y Estados Unidos, el fútbol en particular queda, casi con exclusividad, limitado a las ligas de Inglaterra, Italia, España y Francia. Por supuesto que a varias otras del viejo mundo, pero lo cierto es que el concierto internacional se reduce y en este receso son habituales los balances que sintetizan lo más importante del año.


 Francia es el dueño de la pelota. En los años de los Mundiales, el país que se lleva el premio mayor se queda con la muchacha. Como los héroes de las películas de cow boys. Como los galanes de las telenovelas. Francia fue el Campeón del Mundo y en sus valores se cimentó la conquista.

Un equipo que tuvo un líder inteligente y sobrio fuera del campo, como el DT Didier Deschamps, quien logró ser campeón como jugador (y capitán) en la Copa del Mundo de la FIFA-Francia 1998 y repitió como entrenador en Rusia 2018. Fue inteligente para conducir al grupo, sagaz y pragmático para plantear los partidos.

Contó con jugadores hábiles, rápidos e inteligentes. Fue solido en la defensa con una actuación superlativa de Benjamin Pavard en el lateral derecho. Firme y seguro Raphael Varane en la zaga central, expeditivo Umtiti y positivo Hernández.

En el medio se destacó la ubicuidad de Kanté, la plasticidad de Pogbá, la dinámica de Matuidí.

Y el desdoblamiento entre el medio y el ataque de sus principales figuras: Mbappé, un cañón lanzado, veloz y hábil, talentoso y escurridizo; Antoine Griezmann, atrevido y desfachatado, inteligente y sacrificado.  Y Olivier Giroud, la inteligencia táctica al servicio del equipo.

Francia demolió a todos sus adversarios. Con algunos tuvo más dificultades. El debut ante Australia fue duro y peleado, ganó con un 2 a 1 apretado y sin tregua. Lo mismo le sucedió ante Perú, al que batió por 1 a 0 con mucho sudor y sacrificio. Ante Dinamarca cerró la primera fase con una igualdad en 0, que definió un grupo muy apretado.

En octavos superó con claridad a la Argentina de Sampaoli, más allá del 4-3 final, producto de algunos cambios apresurados cuando transcurría la segunda etapa y nada estaba definido, al márgen del 4 a 2 parcial que parecía cerrado.

A Uruguay le ganó por 2 a 0 sin atenuantes ni discusiones; lo superó a lo largo de todo el partido.

Con Bélgica tuvo un 1 a 0 que fue más tranquilo de lo que sugiere el resultado. Siempre controló el juego y el desarrollo.

En la final con Croacia tuvo la dósis de fortuna necesaria en cada competición. El gol en contra de Mandzukic le abrió el juego cuando el equipo croata empezaba a dar una mejor impresión. Y luego del empate de Perisic, llegó el penal fortuito que Griezmann transformó en 2-1 y luego, sí, aparecieron las estrellas para darle forma a la victoria final: Pogbá, con una doble intervención marcó el tercero y Mbappé con el cuarto gol cerró las anotaciones galas. El erro de Lloris le permitió a Croacia llegar a su segundo tanto y sellar el marcador con un decoroso 4 a 2.

Pero la obra estaba terminada, el crimen estaba consumado. Francia tuvo sangre fría para liquidar a su último adversario y quedarse con el premio mayor, como los héroes de Hollywood.

 

Hernán O’Donnell 

  

HBO despide a una época

Aquella noche del 22 de Enero 1973, cuando George Foreman y Joe Frazier se medían en Kingston, Jamaica, por el Título mundial de los Pesados, una nueva era comenzaba en las transmisiones televisivas. Pocos podían imaginar el vuelo y la envergadura que iba a tomar Home Boxe Office (HBO), una cadena de televisión por cable que nacía con ese evento y que iba a transformar la televisación del boxeo, en estados Unidos primero y en el resto del mundo después.

Esa noche Foreman aniquiló a Frazier con una tremenda paliza, en la que lo derribó en 6 ocasiones y produjo una conmoción en el boxeo mundial al arrebatarle título mundial de peso Pesado. Era la época de los grandes nombres en esa categoría, la que dominaba el interés del mundo y en la que se encontraban figuras de enorme envergadura que cautivaban al público y en las que se distinguían los nombres de aquellos contendientes más Ken Norton, nuestro Bonavena, el mismísimo Muhammad Alí…

Pero, claro, en aquel entonces nadie podía prever lo que ibaa suceder. No se imaginaba cuanto crecería ni cuantos serían los aficionadosque se volcarían a la señal, y al pay per view (pague para ver), una nuevaforma de entender entonces la televisión: por cable y con eventos exclusivos depago extra.

La señal iba a crecer de la mano del deporte. Es que si HBO encontró un mercado exclusivo y grande de televidentes ávidos de ver buen boxeo y dispuestos a pagar por cada velada, la gran ayuda de la cadena, el gran aliado que tuvo fue el propio boxeo y sus pugilistas, protagonistas verdaderos de una época de oro. No hubiera habido HBO exitosa sin la participación de boxeadores de lujo, atrayentes y cautivantes.

Y se armó una historia inimaginable, que trazó durante más de 50 años, la historia del boxeo. E iluminó los hogares, los bares y cada uno de los sitios donde los fanáticos se reunían para disfrutar de las veladas más esperadas.

La cadena aportaba un gran valor de producción, estética ensus transmisiones y altos valores del deporte, que incluían a las grandesestrellas del momento y ofrecían las peleas más calificadas y deseadas de esa época.

Entonces, la cadena creció al compás de unos años ’80 que se destacaron y quedaron en la historia como unos años de los más destacados y prósperos para el boxeo: los cuatro reyes fueron un símbolo de la época, Sugar Ray Leonard, Roberto “Mano de Piedra” Durán, Tommy Hearns y Marvin “Marvelous” Hagler. Entre ellos protagonizaron peleas inolvidables, llenas de técnica, fiereza y entrega. Fueron duelos memorables que alcanzaron enorme intensidad y cautivaron al público en los estadios, pero a millones y millones de personas a través de las pantallas de televisión.

Algunos lo vieron con malos ojos, pues el boxeo dejó de serun espectáculo de la Tv abierta, donde las mejores peleas podían verse sinintermediarios a través de las pantallas de ABC, CBS y NBC (Las cadenasabiertas de televisión más importantes de Estados Unidos), a partir del pay perview, la gente debía primero suscribirse al canal de cable HBO y luego pagarpara ver cada uno de los combates programados. Esto derivó en una reducciónpara la amplitud que proponían antes las transmisiones de televisión abierta. Yalas peleas no estaban en todos los televisores, sino en aquellos que pagaban la suscripción.

Otro pugilista carismático y taquillero fue Oscar de la Hoya, principal figura de los años ’90. Y estrellas del calibre de Evander Holyfield, Lennox Lewis, Floyd Mayweather, Shane Mosley, Manny Pacquiao, Miguel Cotto, Saul ” Canelo ”Alvarez y tantos otros.

 

Fue inmensa la historia que construyó esta cadena televisiva. En términos estadísticos, HBO emitió un total de 1,111 peleas a lo largo de 45 años e inauguró una serie llamada “Boxing After Dark”, cuya primera emisión fue  el 3 de febrero de 1996, con una pelea inolvidable entre Marco Antonio Barrera y Kennedy McKinney.  Jones y Oscar De La Hoya están igualados con la mayor cantidad de apariciones peleando en HBO con 32, mientras que Mayweather y Shane Mosley están empatados en el segundo lugar con 27. Manny Pacquiao (24), Miguel Cotto (24), Lennox Lewis (23), Bernard Hopkins (23), Wladimir Klitschko (22) y Arturo Gatti (21) completan el top 10.

Pero su gran estrella fue Mike Tyson, protagonista principal de nada menos que de 16 Transmisiones de HBO. Fue una historia en conjunto, que compartió el éxito y la gloria para ambos: el pugilista y la cadena de televisión. El vecino de Brooklyn abrazó la gloria y logró los más grandes éxitos en esos años, mientras HBO se beneficiaba con ganancias extraordinarias en cada venta de pay per view cada vez que Tyson subía a un ring. Su slogan marketinero era: “Las mejores peleas están en HBO”. Y era cierto.

La historia de esta sociedad abarcó 16 peleas, pero no sedetuvo allí. HBO realizó un documental titulado “Mike Tyson, la verdadindiscutible”, donde se retrata su vida, desde su niñez, las dificultades deintegración de un niño de origen afroamericano y pobre, los comienzos en elgimnasio, sus primeros combates, la gloria deportiva y todo lo vinculado a suvida privada, con el morbo que siempre se destapa a partir de los escándalos,las peleas, su vida íntima, sus conflictos, sus relaciones tormentosas convarias mujeres, la cárcel, las drogas…

45 años después, llegó el final: PeterNelson, Vicepresidente Ejecutivo de la corporación HBO Sports anunció que ya  no habrá más peleas. Quedaron las últimaspáginas de gloria: la función en New Yok City, en el Theater del Madison SquareGarden, con la victoria de Daniel Jacobs ante el ucraniano Sergy Derevyanchenko,y el 8  de diciembre la pantalla abrió sucartelera a Cecilia Braekhus frente Aleksandra Magdziak-Lopes, y a  Ramón “Chocolatito” González frentea Pedro Guevara. Pero es un final anunciado. No está previsto que las puertasse reabran el año próximo.

“No es una decisiónsubjetiva. Hemos hecho una investigación de audiencia que nos dice que el boxya no es un factor determinante para suscribirse a HBO”, declaró Nelson.

Tal vez en 2019 estén atentos a lo que pueda llegar a surgir con el boxeo, y tal como lo reza su comunicado, “estaremos abiertos a ver los eventos que se ajusten a nuestra programación. Esto podría incluir el boxeo, pero no en el futuro previsible. Estamos en deuda con los muchos luchadores valientes cuyas carreras tuvimos el privilegio de cubrir; somos una plataforma destinada para contar historias. El futuro verá series, películas documentales de larga duración, programación de realidad, periodismo deportivo, eventos especiales y contenido más exclusivo de HBO Sports”.

La audiencia que vivió el boxeo através de su pantalla, sintió el impacto. Y expresó su tristeza, más por el finde una época que por una realidad que empieza a asomar y a tomar forma: talcomo lo comentáramos en otra edición de Ring Side, el streaming (la transmisiónde eventos on line) es la gran pantalla de esta nueva era. Las nuevastecnologías le ganaron la batalla. Aunque otras cadenas, Showtime, porejemplo,en los últimos años, armaron carteleras importantes en las que se lesvolvió una competencia dura. HBO supo controlar el dominio ante el surgimientode Showtime durante muchos años, hasta que la aparición de Floyd Mayweathercomenzó a igualar a ambas emisoras. Y cuando Showtime se alió con Al Haymon,fundador de Premier Boxing Champions, superó a la legendaria HBO.

También sufrió  las dificultades que las nuevas alianzas también le generaron. La salida de Top Rank fue un problema. El convenio queésta última trazó con ESPN. La compatibilidad que algunas cadenas establecieroncon las nuevas plataformas, como el caso de las uniones con DAZN o Facebookwatch, generaron un sostén para esas cadenas rivales, y profundizaron lasdificultades de HBO, que acentuaron su caída. En el mismo comunicado, la cadena acepta que el deporte ha cambiado, se ha transformado y hoy está disponible enuna gran cantidad de redes y servicios de transmisión, lo que ha generado una enorme cantidad de peleas transmitidas y distribuidas de muchísmas formas  distintas, lo que le produjo una merma profunda en televidentes.

En los últimos tiempos, operaba ya con una marcada reducción en su presupuesto, aunque mantenía la estética. 

 La caída en la audiencia fue, en definitiva, la razón más significativa de su cierre: las transmisiones de boxeo en el año 2018 tuvieron un promedio de 820,000 espectadores para HBO, lo que significa apenas el dos por ciento de la audiencia total.

La cadena que durante décadas fuela cabecera en Estados Unidos y el resto del mundo en transmisiones televisivas,cerró sus puertas. Y una mirada melancólica por un tiempo que se fue irradió en sus últimas imágenes.



Hernán O’Donnell

(Publicada en Revista Ring Side)

El boxeo se vive a través del Streaming

Una nueva manera de ver y vivir el deporte. Cuando presentábamos a Eddie Hearn, nuevo rey delos promotores del mundo del boxeo, hacíamos mención a un tema que parecía una herramienta más del empresario, que podía sustentar su negocio, pero en verdad estábamos ante un tema que tiene vida y muchas aristas propias: que de sólo comentarlo, se abren miles de ramas como un árbol que propone el desarrollo tecnológico y las nuevas comunicaciones.

Junto a Hearn presentábamos la “nueva” (aunque en rigor de verdad ya tiene varios años) plataforma de televisación deportiva: el streaming, o retransmisión en español, es la forma de transmitir vía internet. Se realiza un enlace con una emisora online, que presenta el contenido en tiempo real, a través de internet. El streaming es una tecnología que permite observar un archivo de video o audio desde una página de internet, o de una aplicación móvil y el usuario observa el video a medida que se descarga.

En el caso de Eddie Hearn y su emprendimiento de 16 festivales anuales de primer nivel de boxeo y el sostenimiento en la nueva forma de transmisión on line, decíamos textualmente: “Su empresa promotora “Matchroom Boxing” se ha unido con la empresa de medios, Performance Group, la productora digital líder en Estados Unidos, para crear un proyecto conjunto, de mil millones de dólares, en lo que fue anunciado como el “Acuerdo más grande en la historia del boxeo.” A este grupo se vincula DAZN, el primer servicio de transmisión de deportes en vivo del mundo, que brinda a los aficionados acceso ilimitado para ver la mayor variedad de deportes en vivo y bajo demanda en cualquier dispositivo conectado a Internet. DAZN promete ser el nuevo Netflix del Deporte, y se rumorea que hasta las grandes cadenas como Showtime, HBO y otros gigantes de las transmisiones de boxeo (o del deporte en general) están preocupadas por su aparición. Por ahora sólo está distribuida en Alemania, Suiza, Austria, Canadá y Japón, pero promete expandirse de manera muy rápida…”

En Estados Unidos, hace su llegada con una presentación estelar: el combate entre Anthony Joshua  y Alexander Povetkin, desde el mítico Estadio Wembley, en los suburbios de Londres, Inglaterra. 90.000 personas en la cancha y millones de americanos que lo palpitan por una nueva plataforma, a la espera del combate con su nueva estrella Deontay Wilder.

A esta plataforma llamada DAZN se la compara con Netflix y se la asocia a los deportes a partir de la enorme cantidad de competiciones online que ofrece en multidispositivos. Y no es exclusiva del boxeo; ofrece partidos de Premier League, Serie A, Ligue 1, Liga Santander, NFL, NBA, ATP World Tour, WTA, Rugby, deportes de motor y hockey sobre hielo.

Esto es lo que se viene. La transmisión de deportes por internet, que garanticen un ingreso de pago y sostengan el espectáculo.

El contenido lo vuelca on line, es decir en directo o en diferido, pero no permanece en la plataforma por tiempo indefinido, pero la clave es que se pueden ver por Smart TV, smartphones, PC, tablets y video consolas. El fenómeno es que se puede ver a toda hora y en cualquier lugar.

Es un fenómeno que asoma desde hace varios años, aunque recién ahora empieza tomar masividad en el conocimiento del público. Primero se conoció Ya Sports, una página con películas, series, documentales, biografías, y demás, dedicadas al deporte, con el boxeo como una de las banderas más destacadas. Pero ese era un material enlatado, en definitiva, todo lo que se veía ya se había producido. Ahora es el tiempo del “vivo”, de la transmisión en línea y en directo del acontecimiento deportivo.

Oscar de la Hoya, a través de su empresa Golden Boy, ofrece el servicio desde hace un tiempo, cuando advirtió que el pay per view tenía limitaciones de acuerdo a los aparatos de televisión que tuvieran los fanáticos, o los equipos de transmisión: no todos podían tener acceso al pay per view. Por eso comenzó a desarrollar el servicio de streaming. Ya en 2016 ofreció la transmisión del combate entre Saúl “Canelo” Alvarez y Liam Smith por el sistema on line, desde Golden Boy Promotions.

Los aficionados podían adquirir un boleto virtual para la pelea por U$64.99. Con esto se compraba el acceso a la transmisión on line del combate a través de un sitio de internet, disponible para todos las computadoras, tabletas y teléfonos inteligentes.

Oscar además ha ideado un acuerdo con Facebook para lanzar transmisiones de peleas en vivo y también material del deporte de los puños de otras épocas, donde la novedad será la presentación de grandes combates con la narración y la opinión de los pugilistas que fueron los protagonistas de esos encuentros.

La propia Federación Argentina de Box comenzó a difundir sus actividades por esta plataforma, a partir del acuerdo con la señal TyC Sports. Así, empezó a transmitir boxeo amateur desde la plataforma TyC Sports Play, transmisión online, los sábados, de 21:00 a 23:00.

Con este sistema, logran que el boxeo del interior se desarrolle en sus pueblos, ciudades y localidades, mientras se puede observar a través de las distintas plataformas, en vivo y en cualquier lugar del mundo.

Pero no es el único deporte que vive esta verdadera “fiebre” por las transmisiones on line; sin ir más lejos, el fútbol se ha revolucionado con esta nueva manera de vivir sus partidos. El aficionado argentino ya lo conoce desde hace un tiempo, porque los encuentros que pertenecen a las categorías de ascenso, como la Primera B Nacional, el Federal A, la Primera B Metropolitana y ¡hasta la Primera C! se transmiten por esta vía, a través de la plataforma tycsportsplay.com

La Copa Libertadores de América, el torneo más importante de clubes de Sudamérica que organiza la CONMEBOL transmitirá a partir de la próxima edición los principales partidos por la red social “Facebook”, a través de una nueva plataforma que creará, llamada “Facebook watch”, ideada para competir con YouTube.

Facebook busca así posicionarse como líder de emisiones deportivas para el fanático que no quiere estar atado a un horario y a un lugar fijo para observarlas. Se acabó el tiempo de estar en casa o acudir a un bar para verla en pantalla, sino que ahora es el momento de ver la acción en cualquier lugar y a cualquier hora.

Además, existe la posibilidad de ofrecer el servicio en forma gratuita a través de esa plataforma especial de Facebook, y permite la interacción entre los usuarios, en la cual podrán comentar el evento mientras lo observan.

A las empresas televisivas, aún les queda el “hub de producción”, que es donde se termina de cargar el programa, se agregan las gráficas y las narraciones.

 Lo que ocurre es que el mercado se ha revolucionado con la aparición de estos nuevos jugadores: las grandes compañías tecnológicas le pelean los derechos a las viejas cadenas de televisión; están en una gran ofensiva para conseguir los derechos deportivos de cualquier gran competición que se preste. Facebook abrió sus puertas y se lanzó a la conquista de  los derechos de emisión de una gran variedad de deportes.

Pero Facebook no es la única empresa tecnológica que tomó este sendero; Amazon también intenta llegar a millones de suscriptores a través del deporte, por eso ha encarado un camino parecido, el de contratar derechos de distintas disciplinas deportivas.

El boxeo, como la mayoría de los deportes masivos en el planeta, en los últimos tiempos ha visto crecer las audiencias que demandan ver las máximas cantidades de veladas posibles, y para ello han apelado a todo tipo de plataforma, sobre todo las transmisiones on line que distintas páginas ofrecían como alternativas a las transmisiones de TV oficiales; claro que estas emisiones no contaban con derechos y las emisiones se cortaban, tenían dificultades técnicas, eran bloqueadas, suspendidas, y demás.

Ahora nace un nuevo tiempo,porque lo que ayer no estaba habilitado, hoy es el camino del presente y delfuturo: las transmisiones por internet llegaron para quedarse, para marcar elnuevo tiempo, para seducir al aficionado y hacerle vivir el sueño de todofanático: Que el boxeo esté a toda hora y en cualquier lugar, al alcance de sumano



Hernán O’Donnell

(Publicada en Revista Ring Side)