Archivo de la categoría: CONMEBOL Copa América USA 2024

Argentina, con la mente puesta en la fase decisiva

Los dos triunfos iniciales, ante Canadá y Chile, le dieron más que los seis puntos al Seleccionado Nacional. La clasificación anticipada significa una dosis alta de tranquilidad, de serenidad, de poder reflexionar y vr cada paso a seguir. Porque aún falta un partido con Perú, y es importante para mantener la primera posición en el Grupo “A”, y así tener el camino a la final ya diagramado. Para eso bastará un punto ante el equipo de Jorge Fossati, para evitar un cambio de planes si Canadá derrota a Chile y los planes se desvirtúan.

Pero el pase a la segunda ronda está asegurado, y eso motiva al entrenador, Lionel Scaloni, a efectuar variantes. “Es muy posible que jueguen aquellos futbolistas que no tuvieron participación. Necesito verlos, y además se merecen jugar”, sostuvo tras l triunfo en Nueva Jersey, contra el equipo de Ricardo Alberto Gareca.

Crédito: www.media.afa.org.ar

Con respecto al encuentro con Chile, señaló: “Fue un triunfo merecido, el partido no estaba fácil y se ganó en el momento menos esperado. El equipo siempre creyó y atacó”.

“Más allá de algunos matices, el partido fue lo que esperábamos”, agregó en el análisis.

En tanto, el goleador Lautaro Martínez, declaró: ““Just me quedó la pelota y pude convertir. Estos partidos son así, cerrados y complicados. Nos vamos contentos porque logramos los tres puntos, tenemos que seguir de la misma manera”.

“Me dolía un poquito el aductor, no estaba suelto, pero pude terminar el partido”, dijo Leo Messi tras la victoria. “Fue un partido furo, pero por suerte lo pudimos sacar y lograr la victoria para estar tranquilos”, agregó el capitán argentino.

¿Estará en el Hard Rock Stadium? Es la pregunta más escuchada por estas horas. Porque hay una CONMEBOL Copa América USA 2024 que gira alrededor de la estrella argentina, más allá del torneo, que crece en pasión e interés con cada partido jugado. Todas las voces lo dan por descartado.

Crédito: www.media.afa.org.ar

Allí está la Selección. Con un compromiso cercano, pero con la tranquilidad y la confianza que le dan los dos triunfos, la clasificación asegurada, y el camino establecido para la segunda fase, la decisiva.

Hernán O’Donnell

(Enviado Especial a Houston, Texas, USA)

Cuando todas las puertas parecían cerradas, al final Argentina encontró la llave

Argentina tuvo muchas situaciones, dominio del juego, posicionamiento territorial, y mereció ganar el partido. Sin embargo, parecía que todas las puertas del triunfo estaban cerradas. Y cuando se acercaba el final, merodeó Chile sobre su área, y un fantasma recorrió Nueva Jersey. Pero allí aparecieron las llaves, en una jugada que debió ser revisada por el VAR, pero que al cabo fue legítima y le permitió a la selección llegar a la victoria.

Crédito: www.media.afa.org.ar

Chile formó con Claudio Bravo; Mauricio Isla, Igor Lischnovsky, Paulo Díaz y Gabriel Suazo; Erick Pulgar y Rodrigo Echeverría; Darío Osorio, Alexis Sánchez y Víctor Dávila; Eduardo Vargas.

La Argentina comenzó con Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Cristian Romero, Lisandro Martínez y Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Alexis Mac Allister, Enzo Fernández y Nicolás González; Lionel Messi y Julián Álvarez.

Argentina creció con el correr de la primera parte. Se le presentó un partido duro, con un rival cerrado, que ahogaba sus intentos, pero a los 21′ desbordó Nicolás González, metió el centro atrás, y el buen disparo de Julián Álvarez fue detenido por Claudio Bravo.

Allí encontró un argumento muy sólido el equipo “Albiceleste”: los desbordes de González. A los 26′ probó de lejos Enzo Fernández, y el tiro fue atajado por Bravo. Luego lo tuvo González, pero su cabezazo lo tomó el arquero chileno, cuando iban 29′ de juego. Y Argentina cerró el primer tiempo con un disparo de Julián Álvarez que salió por encima del travesaño.

Crédito: www.media.afa.org.ar

Argentina tuvo un buen comienzo del segundo tiempo, con un par de llegadas peligrosas y una tercera, a los 60′, en la que Leo Messi abrió a la izquierda, llegó libre Nico González, y metió un remate que sacó primero Bravo y luego el travesaño.

A los 63′ vino el primer cambio del partido; Giovani Lo Celso reemplazó a Enzo Fernández. En Chile, Ricardo Gareca decidió hacer la primera variante a los 65′: Marcos Bolados ingresó por Alexis Sánchez.

Cuando iban 71′ llegó la “Roja” por primera vez, con un contragolpe por derecha, el centro atrás, el rebote le quedó a Rodrigo Echeverría, quien sacó un gran tiro que controló “Dibu” Martínez. Entonces llegaron dos modificaciones en la Argentina; Lautaro Martínez entró en lugar de Julián Álvarez, y Angelito Di María reemplazó a Nicolás González.

La salida de González le dejó un espacio libre a la banda izquierda de la selección. Y lo aprovechó Chil, que volvió a llegar por ese sector, a los 75′, el centro al medio, y otra vez probó Echeverría. Y volvió a aparecer Martínez para evitar el peligro.

Crédito: www.media.afa.org.ar

A los 76′ Marcelino Núñez entró por Erick Pulgar. Y pronto tuvo su chance, con un remate lejano que atrapó “Dibu” Martínez.

Lionel Scaloni, a los 82′, hizo el cuarto y quinto cambio de la Argentina. Marcos Acuña entró por Nicolás Tagliafico, y Gonzalo Montiel ingresó por Nahuel Molina. En Chile, Gareca decidió hacer dos variantes a los 86′: Brereton Díaz ingresó por Eduardo Vargas, y Nicolás Fernández remplazó a Mauricio Isla.

El partido se acababa, las puertas parecían cerrarse de modo definitivo, pero a la Selección le quedaba una posibilidad más para encontrar la llave. Y vino de un corner, a los 87′, un rebote, el intento de Lo Celso y el disparo de Lautaro Martínez que puso el 0-1 para la Argentina. El VAR revisó la posición de lo Celso, también la de De Paul, y convalidó el tanto de la victoria.

Que pudo ser más amplia, porque a los 90+4′ se escapó Ángel Di María de contragolpe, cedió a Lautaro Martínez, cuyo remate fue muy bien tapado por Claudio Bravo.

Ganó la Argentina, y se clasificó. Con justicia, y con la última llave de la noche.

Hernán O’Donnell

Fernando Batista acertó con los cambios, y Venezuela le dio vuelta el partido a Ecuador

Inestable, sorpresivo, impredecible. Como el Fútbol mismo, Ecuador y Venezuela jugaron un partido cambiante, en el que el equipo del Pacífico comenzó mejor, tuvo veinte minutos iniciales de dominio y buen fútbol, y en una jugada que estuvo muy cerca de convertir, se quedó con un jugador menos. Allí comenzó el control de Venezuela, y en su momento de dominio, Ecuador llegó al gol. En el segundo tiempo el equipo de Félix Sánchez intentó tomar el protagonismo, pero Venezuela cambió con las variantes de Fernando Batista y le dio vuelta el resultado.

Crédito: @LaTri

Ecuador comenzó con Alexander Domínguez; Ángelo Preciado, Félix Torres, Willian Pacho, Piero Hincapié; Moisés Caicedo, Alan Franco, Kendry Páez, y Jeremy Sarmiento; Enner Valencia y John Yeboah.

El equipo de Fernando Batista formó con Rafael Romo; Alexander González, Nahuel Ferraresi, Yordan Osorio, y Miguel Navarro; Yangel Herrera, y José Martínez; Darwin Machís, Cristian Cásseres, y Yeferson Soteldo; Salomón Rondón.

El inicio fue de Ecuador. Se adueñó de la pelota y el territorio. Le daba buena circulación, y se metía en campo rival. Le faltaba un poco de profundidad, pero a los 11′ avisó con una llegada de John Yeboah, cuyo remate salió alto.

Y a los 18′ tuvo una ocasión clara, que terminó perjudicándolo. Poruq euna gran jugada coelctiva derivó en una apertura a la izquierda, por allí llegó Hincapié, lanzó un buen centro, remató Paez y controló el arquero. Era una chance de gol, pero Salomón Rondón, en su afán de rematar, golpeó muy fuerte en el rostro de un zaguero rival. El árbitro Wilmar Roldán lo amonestó, pero tras el llamado de consulta del VAR, modificó su decisión y expulsó al ex delantero de River Plate.

Ecuador pasó de tener una oportunidad clara, a quedarse con un hombre menos, cuando faltaban setenta minutos de juego.

Cambió el desarrollo del primer tiempo. Venezuela se hizo de la pelota y tomó el control del partido. A los 26′, un cabezazo de Yordan Osorio sorprendió a Domínguez. Tras un rebote, Machis tomó la pelota y sacó un tiro que pasó apenas alto, a los 32′ de juego.

Estaba disconforme el entrenador español de Ecuador, e hizo su primer cambio a los 34′: Kevin Rodríguez entró en lugar de John Yeboah.

Lucía mejor Venezuela, pero el partido fue tan “loco” que allí abrió el marcador Ecuador. Un tiro libre de la derecha, rebote de un defensor venezolano, y Jeremy Sarmiento sacó un tremendo disparo que se transformó en el 1-0 para Ecuador, a los 39′ de juego.

Crédito: @LaTri

El “Bocha” Batista metió dos cambios para arrancar el segundo período. Jhonder Cadiz entró por Darwin Machis, y Eduard Bello reemplazó a Cristian Casseres.

Sin embargo, el que salió más adelantado fue Ecuador, que quiso liquidar el juego mientras tenía piernas. Sabía que el correr del reloj le iba a jugar en contra, por tener un futbolista expulsado desde la mitad del primer tiempo.

Pero le duró poco el empuje, porque los cambios le dieron otra frescura a Venezuela. Y a los 57′ llegó con un cabezazo alto; a los 58′ respondió Ecuador con un disparo de Caicedo, y a los 62′ Sánchez hizo la primera variante del equipo “Tricolor”: Carlos Gruezo entró por Jeremy Sarmiento.

Entonces llegó la igualdad. Tras una buena jugada, Jhonder Cadiz tomó el rebote cuando entraba al área, y sacó un gran tiro que significó el 1-1, a los 63′.

Y enseguida terminó la remontada de la “Vinotinto”, con un centro de la derecha, el cabezazo notable de Salomón Rondón, y tras el rebote cedido por Alexander Domínguez, Eduard Bello aceleró hacia el área chica, tomó el rechazo y marcó el 1-2 para Venezuela, cuando iban 73′ de juego.

Intentó Ecuador llegara la igualdad. A los 78′ apostó por dos variantes: Alan Minda entró por K. Paez, y Jordy Caicedo ingresó por Alan Franco.

Venezuela se sentía cómodo con el desarrollo, pero “Bocha” Batista decidió hacer dos modificaciones más, para darle aire al equipo. Jefferson Savarino reemplazó a Yeferson Soteldo, y Eric Ramirez ingresó en lugar de Salomón Rondon, cuando iban 83′ de juego.

Tuvo algunas llegadas más la “Vinotinto”; a los 86′ se fue Savarino por izquierda, pero nadie llegó a conectar su buen centro.

A los 90+1′ Batista hizo el quinto cambio del ganador; Tomás rIncón entró para aportar toda su experiencia en reemplazo de Yangel Herrera.

Cuando iban 90+5′ se fue Ramírez por izquierda, pero su tiro fue controlado por Alexander Domínguez. Entraba solo Eduard Bello por la izquierda, pero Ramírez no lo vio.

Fue el cierre de un partido “loco” que Venezuela ganó muy bien, porque supo aprovechar la ventaja de un jugador más, y porque los cambios que produjo su entrenador para comenzar el segundo tiempo, le dieron otra cara al equipo.

Hernán O’Donnell

Perú y Chile, un clásico empate que los dejó conformes y expectantes

Fue un clásico. Con todo lo que eso conlleva, sobre todo en esta parte del mundo, donde jugar ante un rival histórico implica, primero no perder. Después, si se puede y solo si se puede, ganar.

Pero para intentar ganar, hay que tomar todos los recaudos posibles, medir cada jugada y no dar pasos en falso. Perú y Chile protagonizaron una edición más del Clásico del Pacífico, y no pudieron sacarse ventajas. Hubo un momento para Chile, el inicial. Luego se animó más Perú, tuvo algo más de protagonismo en el segundo tiempo, y el empate cayó de maduro.

El conjunto que dirige Jorge Fossati formó con Pedro Gallese; Miguel Araujo, Carlos Zambrano, Alexander Callens; Andy Polo, Sergio Peña, Wilder Cartagena, Luis Advíncula; Edison Flores, Piero Quispe y Gianluca Lapadula.

El equipo de Ricardo Alberto Gareca comenzó con Claudio Bravo; Mauricio Isla, Paulo Díaz, Igor Lichnovsky, Gabriel Suazo; Marcelino Núñez, Erick Pulgar; Victor Dávila, Alexis Sánchez, Diego Valdes; Eduardo Vargas.

Chile fue más punzante en el inicio, y a los 15′ tuvo una situación clara con un centro de la izquierda y el disparo de Alexis Sánchez que se fue por arriba del travesaño. Perú contestó con un tiro de Edison Flores, a los 20′, que pasó cerca.

Volvió a tener una oportunidad Chile, a través de un tiro de Alexis Sánchez que salió un poco elevado, cuando iban 28′ de juego.

Perú tuvo una baja importante a los 34′ cuando se lesionó Luis Advíncula, quien debió ser reemplazado por Marcos López. Y cerró bien el primer tiempo con un cabezazo de Araujo, a los 42′, que controló muy bien Claudio Bravo.

El “Tigre” Gareca dispuso una modificación para comenzar el segundo tiempo. Darío Osorio ingresó por Diego Valdés, también con una molestia.

Lapadula tuvo una buena posibilidad, a los 57′, y fue el aviso del crecimiento de Perú.

Entonces Gareca entendió que debía hacer más variantes en su equipo, y a los 64′ decidió la segunda y tercera modificación: Marcos Bolados entró por Víctor Dávila, y Ben Brereton lo hizo por Eduardo Vargas.

En Perú, el segundo y tercer cambio llegaron a los 71′; Paolo Guerrero reemplazó a Edison Flores, y Joao Grimaldo entró por Piero Quispe.

Y volvió a llegar, a los 79′, con un corner, el cabezazo, y el intento de Paolo Guerrero ante el leve rebote que dio Claudio Bravo.

A los 83′ Fossati hizo el cuarto y quinto cambios permitidos en Perú: Luis Abram entró en lugar de Alexander Callens, y Oliver Sonne reemplazó a Andy Polo. En Chile, Rodrigo Echeverría ingresó por Marcelino Núñez, a los 84′.

La última fue para la “Roja”: un cabezazo de Brereton Díaz, a los 85′, que salió apenas alto.

Fue el final, porque se mantuvo la cautela y el cuidado. Perú y Chile cumplieron con la premisa de no perder el clásico. Dos ciclos nuevos que recién van por los primeros pasos. Jorge Fossati reemplaza a Gareca, en Perú, tras un ciclo de ocho años muy buenos. Y le empezó a dar su forma al equipo, con tres centarles, dos carrileros, la innovación de poner a Advíncula por izquierda, el final d jugar con dos “nueves”, por si había que terminar el partido con centros…

Ricardo Gareca también arranca su primera competición oficial en Chile, con una decisión fuerte, la de prescindir de dos históricos como Gary Medel y Arturo Vidal.

Sumaron un punto, no cedieron ante el rival histórico, mantienen viva la ilusión de la clasificación. Para empezar, no está mal.

Hernán O’Donnell

Argentina apretó en el segundo tiempo, y estrenó con éxito su defensa de la Copa América

En el segundo tiempo, se desató el carnaval. Cuando el equipo entendió la mejor manera de enfrentar al rival, atacarlo, ahogarlo en su campo, no permitirle salir. Y resultó bien el plan. porque había costado en el primer tiempo. Canadá le jugó a la Argentina tal como lo hizo Arabia Saudita, cuando le tocó enfrentar a la “Albiceleste” en el primer partido de la Copa Mundial de la FIFA-Catar 2022. Apretaditas las líneas, bien adelantada la defensa, con mucha presión en todos los sectores. Pero cuando la Argentina se acomodó a un nuevo plan, tuvo autoridad para llevarse el partido.

Crédito: www.media.afa.org.ar

El equipo de Lionel Scaloni formó con Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Cristian Romero, Lisandro Martínez y Marcos Acuña; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Alexis Mac Allister; Lionel Messi, Julián Álvarez y Ángel Di María.

El conjunto canadiense comenzó con Maxime Crepeau; Alistair Johnston, Moise Bombito, Derek Cornelius y Alphonso Davies; Tajon Buchanan, Ismael Koné, Eustaquio y Liam Millar; Jonathan David y Cyle Larin.

La Selección tuvo una primera chance a los 7′, con un contragolpe de Di María, que no pudo concretar porque el arquero Crepeau achicó justo y el balón se le había ido un poco adelante un instante antes del remate final.

Era una pintura del primer período. Canadá apretaba muy alto, y la Argentina apelaba a los largos pelotazos a las espaldas de los defensores rivales. El equipo norteamericano planteaba un sólido 4-4-2, pero que se transformaba en un 3-4-3 cuando atacaba, porque se adelantaba el tándem Alphonso Davies y Liam Millar. El lateral pasaba a la línea de volantes, y Millar se posicionaba como puntero izquierdo.

A los 27′ un pelotazo largo para Marcos Acuña no pudo concluir en una jugada peligrosa, porque el centro no alcanzó a un compañero.

Luego, hubo algunas llegadas de Canadá, como la de Buchanan a los 28′. Respondió la Argentina, a los 38′, con un centro de Rodrigo De Paul y el cabezazo fuerte de Mac Allister que controló el arquero.

Y al cierre del primer tiempo, Canadá tuvo la más clara. un centro de la derecha, y el cabezazo de Eustaquio fue muy bien atajado por “Dibu” Martínez, cuando iban 42′.

Crédito: www.media.afa.org.ar

Todo cambió en el segundo tiempo. La Argentina salió con otro plan, más decidida, mucho más adelantada. Abrió el marcador a los 48′, con una definición de Julián Álvarez, que puso el 1-0 para la Argentina.

Ahí empezó un ataque sistemático, al que le faltó muy poco para llegar al gol. A los 49′ un remate de Álvarez fue sacado por el arquero, al corner. Cuando iban 54′ Di María disparó por encima del travesaño.

A los 58′ vino la primera variante en Canadá: Jacob Shaffelburg entró en lugar de Tajon Buchanan.

Un contragolpe de Messi, a los 66′, no pudo concretarse. Tapó el arquero y un defensor, los dos intentos del rosarino.

El primer cambio que dispuso Scaloni fue a los 67′: Giovanni Lo Celso entró en reemplazo de Angelito Di María. Y a los 75′ efectuó la segunda y tercera variantes; Lautaro Martínez reemplazó a Julián Álvarez, y Nicolás Otamendi ingresó por Leandro Paredes.

Crédito: www.media.afa.org.ar

Argntina dominaba el juego, y otra escapada de Messi, cuando iban 78′, terminó con un tiro apenas desviado. A los 79′, Richie Laryera reemplazó a Cyle Larin, en el equipo de Jesse Marsch.

Un error en la salida de la defensa canadiense le dejó la pelota servida a Lautaro Martínez, pero su disparo lo tapó Crepeau, a los 81′.

Marsch hizo el tercer y cuarto cambio de Canadá a los 85′ Jacen Russel-Rowe entró por Liam Millar, y Jonathan Osorio ingresó en lugar de Isamel Koné.

En Argentina, a los 89′ Nicolás Tagliafico entró por Marcos Acuña, y Gonzalo Montiel reemplazó a Nahuel Molina.

Todo estaba resuelto. La Argentina tuvo un duro primer tiempo, se adelantó en el segundo y superó con claridad a un rival complicado. El primer paso está dado.

Hernán O’Donnell

Tras sufrir un golpe inicial, Argentina levantó la guardia y noqueó a Guatemala

Como un combate de boxeo, donde el pugilista principal, el Campeón, el favorito, empieza tranquilo, sereno, medido, y en el primer round recibe un golpe que lo hace trastabillar. Así empezó la Argentina ante Guatemala, un poco fría y con un pequeño descuido que le costó un golpe que le avisó que la “pelea” había empezado. Y, errática, fue a buscar el “combate”, en el que le costó al comienzo hallar la distancia justa, y la precisión necesaria para golpear al rival. Pero entre un error defensivo, el crecimiento del equipo, el ingreso de Ángel Di María, y la excelencia habitual de Lionel Messi, la selección creció a lo largo del partido y metió los golpes en los momentos justos para ganar con amplitud.

El equipo de Scaloni formó con Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Nicolás Otamendi, Lisandro Martínez y Nicolás González; Valentín Carboni, Enzo Fernández, Alexis Mac Allister y Giovani Lo Celso; Lionel Andrés Messi y Lautaro Martínez.

Guatemala comenzó con Nicholas Hagen; José Morales, José Carlos Pinto, Nicolás Samayoa y José Ardon; Oscar Castellanos y Marco Domínguez; Oscar Santis, Jonathan Franco y Elmer Cardoza; Rubio Rubín.

A los 4′ llegó el gol de Guatemala, un poco producto de la mala fortuna, porque el cabezazo no traía peligro, pero el balón dio en la defensa y Lisandro Martínez, en su intento por despejar, metió el balón en la valla argentina. 0-1 para Guatemala en el primer round.

Argentina tuvo un momento de confusión, de imprecisión, pero una falla en la salida del arquero Hagen le permitió a Leo Messi convertir el 1-1 a los 12′ de juego.

El gol tranquilizó a la Argentina, pero no alcanzó a perfeccionar su juego. Sin embargo, aceleró sobre el final del primer tiempo, y una combinación entre Messi y Valentín Carboni, generó un desborde el juvenil, lo bajaron en el área, y el penal lo tiró Lautaro Martínez, para poner el 2-1 a favor de Argentina, a los 39′ de juego.

En l segundo tiempo mejoró de modo notable la Selección. Se adelantó en el campo, atoró al rival, y lo empezó a golpear, como el pugilista que pone contra las cuerdas a su rival. Y con las tres modificaciones hechas a los 60′, el equipo se hizo imparable. Angel Di María entró por Carboni; Rodrigo De Paul remplazó a Lo Celso, y Leandro Paredes ingresó een lugar de Alexis Mac Allister.

Y ahí fue un vendaval de ataque, con la jugada que significó el tercer gol; la entrada de Messi por derecha, el centro atrás y Lautaro Martínez ingresó por el centro para poner el 3-1 a los 65′ de juego.

Luego, a los 66′ Julián Álvarez reemplazó a Lautaro Martínez.

Siguió Argentina con la misma intensidad, y a los 76′ Leo Messi definió con categoría, para poner el 4-1 final.

Argentina recibió un golpe en el primer round, levantó la guardia, y empezó a caminar el ring hacia adelante, hasta poner contra las cuerdas a un digno rival, que intentó mantenerse en pie hasta el final, pero no pudo aguantar el ritmo del campeón.

Hernán O’Donnell

Argentina empezó a mostrar todo su poderío

Era un amistoso. De preparación para la cita grande que se viene, la CONMEBOL Copa América USA 2024, por eso en Estados Unidos se vive a pleno, cuando aún falta una quincena para el inicio. Pero el país ya vive el “Soccer” a pleno. Le ha tomado el gusto a un deporte que en el resto del mundo es religión, y que de a poco se ha internalizado en el público norteamericano. Y con la llegada de Lionel Andrés Messi aumentó su popularidad de manera significativa.

Argentina comenzó su serie de amistosos ante el duro Ecuador. Pero jugó con la excelencia acostumbrada, en un primer tiempo que monopolizó la tenencia del balón, lo jugó siempre con mucha seguridad y acumuló llegadas hasta abrir el marcador sobre el cierre de esa etapa. En el complemento, de a poco bajó la intensidad, aunque la Argentina continuó en su rol de protagonista y también sumó varias oportunidades como para ampliar el marcador.

Crédito: www.media.afa.org.ar

Argentina formó con Emiliano Martínez; Gonzalo Montiel, Cristian Romero, Lisandro Martínez y Marcos Acuña; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Giovanni Lo Celso; Angel Di María, Lautaro Martínez y Julián Álvarez.

Ecuador comenzó con Hernán Galíndez; Ángelo Preciado, Félix Torres, William Tenorio y Piero Hincapié; Moisés Caicedo; Alan Franco, Julio Ortíz, Kendry Páez y Alan Minda; Jeremy Sarmiento.

El equipo de Félix Sánchez intentó presionar siempre a la Argentina; se mantuvo corto, estrecho, pero sólo podía neutralizar, porque le costaba mucho obtener la pelota. La Argentina asumió el partido con tranquilidad, se hizo del balón y buscó con paciencia los espacios. Entre toques cortos, los pelotazos cruzados eran un problema para Ecuador. Sobre todo, cuando partían desde la izquierda vía Julián Álvarez, a la derecha para el pique de Di María.

La primera llegada fue a los 20′, con una escapada de Di María por izquierda y el disparo se fue por encima del travesaño. Enseguida, a los 25′, un tiro libre fue rechazado corto, y de media vuelta Lisandro Martínez sacó un sablazo que desvió Hernán Galíndez.

Era sostenido el dominio de Argentina, y a los 39′ abrió el marcador. Rodrigo De Paul halló libre a “Cuti” Romero dentro del área rival, quien recibió y giró a la derecha para asistir a Di María. Por allí entró el delantero argentino, y metió un tiro cruzado que se transformó en el 1-0 para la Argentina.

Crédito: www.media.afa.org.ar

Y tuvo tiempo para dejar una señal más. Iban 42′ cuando Di maría ejecutó un tiro libre que se estrelló en el travesaño del arco de Ecuador. Argentina cerraba un primer tiempo muy bien jugado.

Apenas empezó el segundo período, la Argentina volvió a llegar. Iban 48′ cuando De Paul asistió con un buen centro, y el cabezazo de Lautaro Martínez fue controlado por Galíndez.

La mayor ovación de la tarde se produjo a los 54′; en ese momento llegaron las dos primeras variantes de la Selección. Leo Messi entró por Angelito Di María, y el estadio se puso de pie. También entró Enzo Fernández en reemplazo de Lautaro Martínez. La Argentina se paró con la línea de cuatro inicial, por delante Lo Celso, De Paul, Paredes y Fernández; y arriba, Julián Álvarez y Messi.

Muy pronto comenzaron las pinceladas de Messi. A los 59′ habilitó a Fernández, quien entró por izquierda y su tiro fue tapado por el arquero de Ecuador.

Las dos primeras variantes de Ecuador fueron a los 61′. Carlos Gruezo entró en lugar de Julio Ortíz, y Enner Valencia ingresó por Alan Minda.

Crédito: www.media.afa.org.ar

Más tarde, se abrió otra ventana de cambios. Nicolás González reemplazó a Leandro Paredes, y Ángel Correa ingresó por Julián Álvarez. En Ecuador, Ángel Mena entró por Jeremy Sarmiento.

A esa altura, el partido había entrado en una meseta. Y a los 84′ Lucas Martínez Quarta reemplazó a Gonzalo Montiel, y Exequiel Palacios entró por Rodrigo De Paul.

Argentina tuvo una chance más, a los 90+4′, con otra escapada de Nicolás González, quien intentó definir pero la salida de Galíndez le ahogó la chance.

Fue un triunfo claro de la Selección. Con un tiempo, el primero, dominante, intenso y con múltiples llegadas. Y el otro un poco más parejo, pero donde siempre las situaciones de peligro fueron a favor del equipo de Lionel Scaloni.

La Argentina logró una victoria justa y empezó a mostrar sus atributos de cara a la cita continental.

Hernán O’Donnell

Argentina, en una gira que mira hacia la CONMEBOL Copa América USA 2024

Mucho se ha hablado de los partidos que juega la Selección Argentina en esta gira por Estados Unidos. Se hizo foco en el nivel de los rivales, y en la falta de exigencia ante adversarios de mayor calibre. Puede ser que visto con el prisma de categorizar a las naciones de acuerdo a su potencial e historia, los equipos europeos, o incluso varios sudamericanos lucen más exigentes. Pero es positivo el enfrentamiento con selecciones de Centro América, como es el caso de los choques frente a El Salvador y Costa Rica, porque son equipos a enfrentar en el contexto de la CONMEBOL Copa América 2024.

“Vinimos a competir, con la guardia alta. Siempre al jugar con esta camiseta los partidos son importantes”, dijo el entrenador Lionel Scaloni, previo al parido ante El Salvador, al que calificó como “un buen equipo, con una idea de juego muy marcada. Nuestra propuesta de juego va a ser parecida a la que siempre proponemos. Estamos fuertes y con ganas de seguir. Lo más importante es reforzar y que el equipo sepa lo que queremos de ellos. Para eso, debemos seguir el trabajo de la misma manera. Esta profesión y este lugar no te permiten estar ni al noventa por ciento. Hablé con toda la gente que debía hacerlo; tenemos claro cuál es el camino a seguir. No es fácil volver a competir después de ganar todo”, expresó el entrenador.

Crédito: media.afa.org.ar

Y el partido jugado en Filadelfia se tomó de esa manera. Con total seriedad y con varias intenciones de probar diferentes aspectos dl equipo. En lo táctico, lo estratégico y lo posicional. Jugó con absoluta seriedad y compromiso, y se llevó un triunfo cómodo por 3-0, que pudo ser más amplio.

El equipo de Scaloni formó con Emiliano Martínez; Nehuen Paz, Cristian Romero y Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Enzo Fernández, Leandro Paredes y Nicolás González; Giovanni Lo Celso; Ángel Di María y Lautaro Martínez.

El Salvador se alineó con Mario González; Bryan Tamacas, Melvin Cruz, Rudy Clavel, Jorge Cruz y Narciso Orellana, Nelson Flores, Christian Martínez, Darwin Cerén, Jairo Henríquez, Nelson Bonilla.

A los 6′ una gran jugada colectiva se cerró con un remate de Lautaro Martínez, que rebotó en Clavel y se fu al corner. Argentina se había posicionado en campo rival y enseguida abrió el marcador.

Iban 15′ cuando un corner de Angelito Di María fue al punto del penal, apareció libre “Cuti” Romero, y con un cabezazo puso el 1-0 para la Argentina.

El tanto le dio libertad y confianza a un equipo que defendía casi con un solo zaguero, porque Paz y Tagliafico se proyectaban con asiduidad, y Romero actuaba libre. El balón circulaba con Lo Celso como eje, y a los 41′ cerró el primer tiempo con un golazo de Enzo Fernández, por la jugada colectiva, que dejó el marcador 2-0 para la Selección Nacional.

En el complemento, entraron Nicolás Otamendi, Alejandro Garnacho y Valentín Barco, en lugar de Nicolás Tagliafico, Enzo Fernández y Nicolás González. Y a los 51′ Giovanni Lo Celso cerró la cuenta con un golazo, que puso el 3-0 para la Argentina.

Luego, llegó e l momento de probar. A los 64′ Facundo Buonanotte entró en lugar de Rodrigo de Paul. Tuvo una chance Di maría, a los 65′, tras recibir una buena asistencia de Garnacho, pero respondió muy bien el arquero Mario González.

Las últimas modificaciones fueron a los 71′. Nahuel Molina entró por Cristian romero, y Alexis Mac Allister ingresó por Lo Celso.

Todo fue más de lo mismo. Una Argentina dominante, sobria. Con un trabajo profundo de los jóvenes, como Barco, Garnacho y luego Buonanotte, que intentaron siempre y mostraron muchas ganas.

Ahora será el turno de enfrentar a Costa Rica. El camino a la Copa América, está en marcha.

Hernán O’Donnell

La CONMEBOL Copa América USA 2024, el gran desafío del año que comienza

Es uno de los grandes eventos del año. Uno de los más importantes para el “Planeta Fútbol”, junto a la UEFA Euro-Alemania 2024 y la Copa Africana de Naciones-Costa de Marfil 2024. Allí estarán puestos los ojos de esa tribu inmensa que respira Fútbol y vibra con el rodar de la pelota. También, por supuesto, los Juegos Olímpicos París 2024 estarán en el centro de la escena. Pero, por estas tierras, la cita en Estados Unidos será el centro de atención.

El calendario consta de 32 partidos. La Fase de Grupos se jugará entre el 20 de junio y el 2 de julio; luego será el tiempo de los Cuartos de Final del 4 al 6 del mismo mes, al igual que las Semifinales que se disputarán entre el 9 y 10. El partido por el Tercer Puesto será el 13, y la Gran Final se jugará el domingo 14 de Julio.

Ya se sortearon los grupos, y por ende, todas las expectativas, los pronósticos y las especulaciones comenzaron a correr desde aquel 7 de Diciembre en que se efectuó el sorteo.

El Grupo “A” tiene al vigente Campeón, Argentina, como protagonista principal. Si bien aún está entre signos de pregunta la continuidad del entrenador, Lionel Scaloni, lo cierto es que el también actual Campeón del Mundo tiene un plantel amplio, de jerarquía y con la presencia su estrella máxima, Lionel Andrés Messi, asegurada para la competición. Son factores que lo colocan como uno de los candidatos, aunque no debe relajarse ni confiarse. Definir al Técnico es una de las premisas que urgen para encarar el trabajo con la mayor seriedad. El partido presentación será ante el llamado “Concacaf 5”, quien será el vencedor del repechaje entre Canadá vs Trinidad y Tobago, que se medirán en Marzo de 2024. Ese encuentro se jugará en el Mercedes Benz Stadium, en Atlanta, Georgia.

Crédito: media.afa.org.ar

Luego se medirá con Chile, el Martes 25 de Junio, en East Rutherford, y cerrará la fase de grupos en el Hard Rock Stadium de Miami, Florida, el Sábado 29 de Junio.

El Grupo “B” lo integran México, Ecuador, Venezuela y Jamaica. Luce parejo y de difícil pronóstico, el “Grupo de la muerte” de cada torneo internacional.

El crecimiento de Venezuela es ostensible, Jamaica tiene un buen seleccionado, con jugadores en Europa nacionalizados, Ecuador creció, y Mexico es un histórico grande de la CONCACAF. Un grupo Parejo e imprevisible. Aunque en el Fútbol, TODO es impredecible…

También asoma parejo el Grupo “C”. El local Estados Unidos, cada vez más fuerte y consolidado en el concierto internacional. Un histórico como Uruguay, ganador constante de la Copa América, un Panamá que también se ha afirmado en la región de CONCACAF, y Bolivia, quizás el más débil de la zona, pero que tiene expectativas de crecer y mejorar.

Brasil será la gran estrella del Grupo “D”. Al margen de su irregular andar en la Competición Preliminar de la Copa Mundial de la FIFA-México, USA, Canadá 2026, nadie duda del lugar que ocupa en el mundo del fútbol. Detrás de la “canarinha” se ubica Colombia, un pasito atrás Paraguay, y habrá que ver quien ocupa el lugar de CONCACAF 6: Honduras vs Costa Rica dirimirán ese puesto, en un repechaje a jugarse en Marzo.

Al cabo, son cuatro zonas que tienen su paridad y sus ilusiones, cada una con sus candidatos, aunque si tenemos que calificar al grupo más parejo, creemos que la Zona “B” es la más pareja.

Pero la Copa en sí es un torneo atrapante, emotivo, maravilloso. Difícil de ganar. Duro por donde se lo mire. Lleno de sorpresas. de aquel viejo Campeonato Sudamericano de Selecciones 1916, que se organizó en Buenos Aires entre el 2 y el 17 de julio de 1916, y del que participaron Uruguay, Argentina, Brasil y Chile, tuvo como fin ser parte de las celebraciones del Centenario de la Independencia de la República Argentina, pero el éxito y la gran competitividad internacional desarrollada, generó la fundación de la Confederación Sudamericana de Fútbol el día 9 de Julio de 1916, es decir en pleno desarrollo de la competencia.

Ese impulso significativo no sería el único. A partir de allí nació una leyenda, que tuvo la pasión como combustible heroico desde su nacimiento, y que el tiempo la llevó a denominarse “Copa América”, de un modo simple, abarcativo y grande. Tan grande como lo es desde su primera edición.

Hernán O’Donnell