Archivo de la categoría: UEFA Europa League

Betis jugó un gran segundo tiempo para derrotar a Sparta Praga

Apenas iban diez minutos de juego y ya habíamos visto dos goles, varias llegadas, buenas jugadas combinadas y dos equipos que buscaban el arco contrario de modo constante. Betis y Sparta Praga protagonizaron un gran partido por la UEFA Europa League, en una zona, la “C”, competitiva y pareja. Arrancó mejor el equipo checo, pero Betis supo acomodarse, empatar, y con un gran segundo tiempo, revirtió el marcador y se quedó con los tres puntos.

El equipo del ingeniero Manuel Pellegrini formó con Rui Silva; Aitor Ruibal, Germán Pezzella, Marc Roca y Juan Miranda; William Carvalho y Guido Rodríguez; Assane Diao, Isco y Ezzalzouli; Borja Rodríguez.

El conjunto checo comenzó con Peter Vindahl Jensen; Sorensen, Filip Panak y Ladislav Krejc; Tomas Wiesner, Laci, Kairinen, y Matej Rynes; Beljko Birmancevic y Lukas Haraslin; Jan Kuchta.

Apenas iban 3′ y Sparta Praga se iba a poner 0-1 adelante en el marcador, tras el gol de Birmancevic. Había resultado positiva la presión insistente, y el juego audaz de un equipo físico y veloz.

Sin embargo, una salida errónea del arquero Peter Vindahl Jensen, quien quiso parar un balón largo con el pecho, y dejó la pelota servida para la entrada de Diao, quien se quedó con la pelota y puso el 1-1, a los 9′ de juego.

El partido tomó mucha intensidad, y sobre todo, buen juego. Con dos equipos que buscaban d manera asociada, la visita tuvo un par de llegadas claras sobre el final del primer tiempo. A los 32′ Rynes sacó un remate que pasó muy cerca, tras una buena jugada de derecha a izquierda, y a los 40′, tras una salida corta de Rui Silva, Haraslin tomó el balón en su campo, e intentó hacia el arco vacío, pero el tiro se fue afuera.

La última de la etapa inicial fue de Betis. Un centro de la derecha, apareció Elzzazouli por izquierda, pero su remate fue desviado al corner, ya a los 45+2′ del partido.

Pellegrini decidió comenzar el segundo tiempo con dos variantes en el Betis. Abner Vinicius entró por Juan Miranda, y Ayoze Pérez reemplazó a Ezzalzouli.

Y fue claro dominador el equipo local. Tuvo, a los 49′, un tiro libre de Isco que salió muy cerca. A los 59′ el mexicano Andrés Guardado reemplazó a W. Carvalho, en el tercer cambio local, mientras que Angelo Preciado ingresó por Wiesner, en la primera modificación de Sparta Praga.

Pero era sostenido el dominio del equipo de Andalucía, y sumaba llegadas. Isco se había convertido en el patrón del juego, y a los 61′ ejecutó un tiro combado, muy peligroso. Cuando iban 63′, Andrés Guardado hizo una buena jugada por derecha, asistió a Marc Roca, quien sacó un remate que pasó cerca. Y a los 66′, Aitor Ruibal se fue por derecha, lanzó el centro al medio, le quedó el rebote y su remate fue desviado por el arquero visitante con una pierna. Era un dominio sostenido del equipo español.

Por eso, a los 68′, el entrenador visitante, Brian Priske, decidió hacer otras dos variantes. Jakub Pesek entró en lugar de Birmancevic, y Lukas Sadilek reemplazó a Q. Laci.

En el local, Willian José entró por Borja Iglesias, cuando iban 74′ de juego. Enseguida contó con un tiro libre, a los 77′, y le pegó el brasileño, pero detuvo el arquero visitante.

Hasta que a los 78′ cayó la fruta madura. Centro desde la derecha bien ejecutado por Guido Rodríguez, e Isco entró por el primer palo, y con un buen cabezazo, marcó el gol que puso el partido 2-1 a favor del Real Betis Balompié.

La visita hizo entonces su cuarta y quinta modificación. Víctor Olatunji entró por J. Kuchta, mientras que Adam Karabec reemplazó a Haraslin, cuando iban 80′ del partido.

Manuel Pellegrini hizo la quinta variante del local a los 84′. Héctor Bellerin ingresó por Diao. Betis sostenía el partido, y a los 85′ un tiro de Ayoze Pérez se fue arriba del travesaño.

Sin embargo, Sparta Praga arremetió en los minutos finales. Empujó con orgullo, a los 90+5′ tuvo una posibilidad clara de empatar, tras una buena jugada que derivó en una habilitación a Preciado, el lateral se fue por derecha, sacó un excelente centro, pero el cabezazo de Karabec, libre y bien posicionado, se fue muy desviado.

Fue lo último de un gran partido. Sparta Praga tuvo un buen comienzo, se puso rápido en ventaja, Betis emparejó, y tuvo un gran segundo tiempo que justificó su victoria.

Hernán O’Donnell

Betis y Roma dividieron momentos, emociones y puntos, en un partido atractivo

La UEFA Europa League es una competición dura, pareja, valiosa y atrapante. Muchas veces desvalorizada desde estos lugares del mundo porque aparece a la sombra de la super cotizada UEFA Champions League, pero es mucho más que la “hermana menor”. Tiene un valor propio, la integran grandes y tradicionales equipos, es larga y compleja, se le agregan los terceros de la Champions League, y cada vez se le asigna una satisfacción mayor a la del ser el premio consuelo. Por eso cada partido vale por sí mismo, y en este caso, en un duelo de equipos importantes de la región como Betis y Roma, se le agregó el duelo de estilos entre dos entrenadores consagrados, ganadores y reconocidos: el chileno Manuel Pellegrini y el portugués José Mourinho.

Y se dio un empate justo, a partir de la propuesta de ambos, y el reparto de momentos del encuentro. Cada uno tuvo su período de control, de dominio y de goles. Por eso la resultante fue la igualdad, que a dos fechas del final de la zona de grupos, lo deja un poco mejor parado al equipo sevillano que al de la capital italiana.

Betis se presentó con Claudio Bravo en el arco; Aitro Ruibal, Germán Pezzella, Luiz Felipe y Juan Miranda en el fondo; doble volante central, como siempre le gustó a Manuel, con Paul Akouokou y el mexicano Andrés Guardado; tres hombre más ofensivos, Rodrigo Sánchez, Sergio Canales y Joaquín; y Willian José como centro atacante.

La Roma formó con el portugués Rui Patricio en la valla; Nicola Zalewski por el andarivel derecho, tres centrales con Gianluca Mancini, el inglés Chris Smalling y el brasileño Ibáñez, y por el carril izquierdo, Leonardo Spinazzola. Matic y Bryan Cristante como medios, Lorenzo pellegrini más adelantado, y en el ataque, Tammy Abraham y Andrea Belotti.

Fue más el equipo del Ingeniero Pellegrini en el primer tiempo. Tuvo mejor control del balón, más llegadas y más potencia ofensiva. Bien manejado por Canales, con la tracción de Andrés Guardado y la jerarquía inagotable de Joaquín, el local fue más lúcido a la vista, y logró ponerse en ventaja a los 34′, con un remate de Sergio Canales, que se desvió en un defensor, engañó a Rui Patricio en el recorrido, y se transformó en el 1-0 para Betis.

Se despertó Roma en el ciere del primer tiempo, pero su llegada clara, a los 45′ con un centro de Spinazzola y la conversión de cabeza de Belotti, fue bien invalidada por posición adelantada del delantero del equipo romano.

Para el segundo tiempo, José Mourinho decidió comenzar con una variante: Mohamed Camará ingresó en reemplazo de Matic.

Se adelantó la visita, se soltó un poco más y, de a poco, transformó el juego, que empezó a ser controlado por la Roma. Así llegó a la igualdad. Iban 52′ cuando Tammy Abraham habilitó a Belotti, este cedió a Camará, quien le devolvió el balón al centro, y, con un toque suave, Andrea Belotti marcó para la Roma y puso el partido 1-1. El gol, en un principio invalidado por el árbitro Anastasios Sidiropoulos, fue chequeado por el VAR y convalidado, luego de dos minutos de revisión.

Cambió el partido porque a partir de allí la visita fue la dueña de las acciones. Betis se quedó, se atrasó en el campo, y le costó elaborar llegadas. A los 68′ Manuel Pellegrini decidió hacer los primeros dos cambios del local: Luiz Henrique reemplazó a Joaquín, y Borja Iglesias ingresó en lugar de Willian José.

Respondió Mourinho con su segunda modificación, a los 70′, cuando el uruguayo Viña entró por Leonardo Spinazzola, y el tercer cambio, cuando iban 75′, con el ingreso de Edoardo Bove en reemplazo de Andrea Belotti.

El partido era manejado por la visita, pero sin lograr profundidad. Pellegrini realizó, a los 79′, su tercera y cuarta variante; W. Carvallo entró por Andrés Guardado, mientras que el argentino Guido Rodríguez reemplazó a Sergio Canales. Y a los 85′ hizo su última modificación permitida; Alex Moreno ingresó por Miranda. La seguidilla de modificaciones se cerró a los 86′ con el cuarto cambio en la visita: El Shaarawy entró en lugar de Lorenzo Pellegrini.

Y no hubo mucho más, porque también la Roma le tomó el gustito al empate y se terminó por conformar. Betis tiene la clasificación casi asegurada y Roma deberá ganar los dos partidos que le quedan, pero ambos ya piensan en la fase que vendrá.

Hernán O’Donnell