Archivo de la etiqueta: NFL

Regresa la NFL con un Super Bowl anticipado

Los Angeles Rams, vigentes campeones, recibirán en el Sofi Stadium a los Buffalo Bills, candidato al trofeo Vince Lombardi.

Imagen
Crédito: @NFL

7 meses han trascurrido desde aquel 13 de febrero en el que Los Angeles Rams se hicieron con el Super Bowl. Vencieron a los Cincinnati Bengals, liderados por la joven sensación en el puesto de mariscal de campo, Joe Burrow. Aquella final de la NFL se disputó en el estadio de los Carneros y fue testigo de la consagración del conjunto local. Este jueves 8 de septiembre, el mismo escenario donde se cerró la temporada 2021 dará inicio a la temporada 2022. Otra vez Los Angeles Rams y otra vez un rival liderado por otro mariscal de campo sensacional, Josh Allen.

Todo parece ser una celebración y tributo al campeonato del equipo de Sean McVay, sin embargo, su plantel no es el mismo y Buffalo llega a la ciudad de la Costa Oeste con hambre y motivación suficiente para frustrar los festejos locales. La adición de Von Miller (campeón con los Rams en la última temporada) hace a los Bills un rival aún mas temible. Quizás la mayor deficiencia del equipo del Estado neoyorquino se ve rellenada por la presencia del experimentado “pass-rusher” y dos veces ganador del Super Bowl, quien dejó en claro durante la pretemporada su intención de ganar el trofeo Lombardi otra vez.

Sofi Stadium se prepara para un partido vibrante. / Crédito: @RamsNFL

Los Rams tampoco contarán con su confiable tackle izquierdo, Andrew Whitworth, quien se retiró tras la victoria en el Super Tazón, más que satisfecho con su extensa carrera en la NFL y ansioso por enfocarse en su familia y sus hijos. Otra baja de cara a esta temporada será la partida del receptor Odell Beckham Jr. quien fue determinante en la final ante los Bengals, previo a sufrir una lesión que lo retiró de manera temprana de dicho encuentro. En su lugar, los Rams firmaron como agente libre al siempre confiable, Allen Robinson II, quien promete ser de gran utilidad no solo como opción en el centro del campo, sino también para generarle espacios al receptor estrella, Cooper Kupp.

Ambos equipos tienen en sus mariscales de campo brazos fuertes y confiables que pueden lanzar pases de larga trayectoria, que rompan los esquemas defensivos rivales. Matthew Stafford se recuperó de una molestia en el codo derecho y declaró sentirse mejor que en la Semana 1 de la temporada pasada. Comentario que ilusiona a todos los aficionados del equipo californiano. Será dificil superar lo obtenido en la ultima campaña, pero Stafford querrá aprovechar los tiempos de gloria tras tantos años de frustraciones en la franquicia de Detroit.

Bills hacen historia con su victoria por paliza sobre los Patriots
Josh Allen y su línea ofensiva.

Por el otro lado, la figura de Josh Allen habla por sí sola. El joven QB se ha consolidado como uno de los 5 mejores en su puesto, combinando su explosividad aérea con su potencia terrestre. Es un dolor de cabeza incesable para todo coordinador defensivo. Buffalo tiene en Allen y Stefon Diggs una dupla imparable y con la ambición recargada tras la derrota en la ronda divisional con los Kansas City Chiefs. La herida de esa caída sigue ardiendo en la piel de Buffalo y sus fanáticos, pero no ha hecho más que fortalecerlos y postularlos como los favoritos al título de este año.

Los dos equipos tienen armas ofensivas, pero también poseen neutralizadores defensivos. Al ya mencionado Von Miller, en Buffalo se suma la presencia del esquinero, Tredavious White, respetado por todos los receptores y catalogado como uno de los mejores en la National Football League. White forma junto a los “safeties”, Jordan Poyer y Micah Hyde, una seguridad aérea en la defensa de los Bills, con la capacidad de cubrir en zona y al hombre con la misma eficacia. Los apoyadores, Matt Milano y Tremaine Edmunds le dan un colchón necesario en la defensa de los acarreos por tierra del rival.

Los Angeles cuenta con Jalen Ramsey, considerado por la mayoría como el mejor esquinero de la liga, y en su línea defensiva junta a Aaron Donald y Joseph-Day, capaces de desarmar toda protección al QB y no darle tiempo a los receptores de liberarse de sus coberturas. En el puesto de “linebacker” firmaron al gran tackleador de Bobby Wagner.

Los Ángeles Rams ganan el Super Bowl LVI - Noticias y chismes de la  farándula mundial
El festejo del campeón.

Los Bills y Rams comparten fortalezas y muchas similitudes. La diferencia estuvo en los métodos. Los Angeles apostó todo su futuro por el presente y le pagó con un Super Bowl y la ilusión de más. Buffalo seleccionó a su mariscal de campo franquicia en el Draft y con paciencia construyó un equipo voraz. Hasta ahora no alcanzó el éxito, pero van por buen camino. Este jueves 8 de septiembre afrontan un partido bisagra, un examen de principio de semestre y una final anticipada, todo eso significa este partido.

El campeón recibe al candidato y presunto heredero al trono. Buffalo llegó a 4 finales consecutivas en su historia, pero jamás se consagró. Liderados por McDermott como Entrenador en Jefe y con Josh Allen toda la “Bills Mafia” confía en que esta es su oportunidad. Para demostrarlo que mejor que batir al Rey en su castillo. Pocas veces un enfrentamiento en la Semana 1 ha significado tanto para el desarrollo de la temporada regular. Stafford vs Allen. El calor de Los Angeles contra el frío de Buffalo. Rams vs Bills, Semana 1. Un duelo de “Super Bowl” para empezar la temporada.

Federico O’Donnell

Una defensa superlativa y un Tom Brady encendido conquistan el Super Bowl LV para los Buccaneers

Tampa Bay Buccaneers volvió a conocer el sabor de la gloria en una noche soñada. Los Bucs aplastaron 31-9 a Kansas City Chiefs en el gran evento del deporte estadounidense, que además tuvo lugar en su casa, el Raymond James Stadium de Tampa Bay.

Tampa Bay Buccaneers brilló en el Super Bowl y se consagró. Imagen: @Buccaneers

Fue un recital del equipo de Bruce Arians, que comenzó a imponerse en el partido sobre el cierre del primer cuarto. Tras un inicio lento, en el que ninguno de los finalistas pudo prosperar con las posesiones, poco a poco la ofensiva buc empezó a ganar yardas hasta llegar al primer touchdown del encuentro. Avanzaron de a pasos cortos, pero seguros, de manera terrestre y aérea. Y ya cerca de la end zone, la legendaria dupla BradyGronkowski puso a los Bucs al frente del partido. A partir de ahí, el dominio de Tampa Bay fue abrumador.

Porque tras aquella anotación, Tom Brady y la ofensiva fueron por más. Intentaron sumar otro touchdown por vía terrestre en un cuarto intento que no tuvo éxito, pero no bajaron los brazos. Por el otro lado, los Chiefs, que volvieron a la final de la NFL en busca de defender su título, apenas pudieron sumar a través de field goals. La gran estrella de 25 años Patrick Mahomes, MVP del Super Bowl anterior y con un talento descollante, desde ese momento empezó a sentir las dificultades que lo persiguieron toda la noche.

Una asfixiante defensa lo acorraló y el quarterback no contó con la protección necesaria ni la precisión para salir a flote. Tampa Bay hizo una tarea brillante al momento de defender y desde ese aspecto dio un paso fuerte hacia el título.

Jason Pierre-Paul y Shaquil Barrett se destacaron en la defensa de Tampa Bay. Imagen: @Buccaneers

Tom Brady se encargó de conducir a los Bucs hacia nuevos touchdowns, que ampliaron la ventaja para su equipo antes del descanso. Con una diferencia notable de 21-6, Tampa Bay se marchó al vestuario con buenas sensaciones previo al halftime show de The Weeknd.

El resultado parecía darle mucha comodidad a los de Brady, en especial al considerar que se trata de uno de los mariscales de campo que mejor se desempeña en escenarios como este. La vasta y destacada experiencia del hombre de 43 años no aseguraban que la historia estuviera terminada, pero sí permitían especular con que los Bucs podían acariciar el trofeo.

Pero enfrente estaba Mahomes, que en su breve trayectoria ya supo encabezar remontadas inolvidables en partidos trascendentes. Tampa Bay fue consciente de ello y su inagotable presión sobre el quarterback no cesó. La consecuencia fue que los Chiefs siguieron sin prosperar con sus posesiones, debieron conformarse con volver a anotar apenas tres puntos.

Los Bucs respondieron al instante con otro golpe duro para las ilusiones de Kansas City. Por vía terrestre lograron avanzar y llegar al triunfo a lo largo de toda la temporada. La gran final no fue excepción de tal herramienta que jugadores como Leonard Fournette y Ronald Jones II saben capitalizar. Y de esa manera la ventaja fue aún mayor y la victoria comenzó a consumarse.

El dominio de Tampa Bay ya era reflejado en el marcador y los Chiefs no encontraban respuestas mientras que el reloj acechaba. A Mahomes no le aparecían las opciones que buscaba y tanto los minutos como los defensas rivales le cerraban el margen de maniobra. La presión fue cada vez mayor y no parecía posible cambiar el panorama.

La intercepción a uno de sus pases fue celebrada casi como un touchdown por unos Buccaneers que veían cada vez más cerca el triunfo.

Luego Tampa anotó mediante el pie de Ryan Succop para alargar la diferencia tres puntos más y aferrarse a la victoria. En el último cuarto, Kansas City ya se encontraba en una situación límite e intentó ir a fondo en busca del milagro. Pero Tampa Bay no cedió lugar para la épica y sostuvo su ventaja.

Los Chiefs terminaron con intentos desesperados por marcar algún touchdown, pero además de que ya era tarde, jamás pudieron lograrlo. Mahomes supo encontrar, a pesar de la agobiante presión de la defensa, a algunos receptores, pero estos no pudieron controlar esos pases. Travis Kelce fue quien mejor conectó con el mariscal, pero no fue suficiente para modificar el marcador.

Tampa Bay Buccaneers se lució en el encuentro más esperado de la temporada de la NFL y alzó por segunda vez en su historia el trofeo Vince Lombardi. Lo hizo tras una impresionante actuación en su propio estadio, frente a una limitada cantidad de público debido a la pandemia, pero la alegría de los Bucs fue inmensa igual.

Tom Brady, aquel legendario quarterback que abandonó la franquicia de toda su carrera, New England Patriots, donde fue protagonista de una dinastía que conquistó seis Super Bowls, volvió a ser el conductor de un equipo campeón. El mariscal completó 21 de 29 pases, anotó tres touchdowns, no tuvo ninguna intercepción y sumó 201 yardas en la gran final. Se llevó todas las miradas, además de la defensa que hizo un trabajo vital, y obtuvo por quinta vez en su carrera el premio MVP al mejor jugador del Super Bowl.

Un líder de 43 años, con un talento inoxidable, una profesionalidad impresionante para mantenerse en forma y una mentalidad ganadora que empujó a los Tampa Bay Buccaneers a reencontrarse con la gloria, aquella que no conocían desde la temporada 2002.

Martín O’Donnell