Archivo de la categoría: Automovilismo

La Fórmula 1 ya enciende los motores

Será el domingo, este que viene. El 5 de Julio, una fecha inédita en la historia de la Fórmula 1, que siempre empezó sus temporadas en los primeros meses del año, ya sea Enero, Febrero o Marzo. Pero la historia dirá que en el año de la pandemia por el COVID-19, el inicio de las actividades se retrasó hasta el segundo semestre, y en el Red Bull Ring de Austria, la máxima categoría del automovilismo deportivo internacional abrió su calendario. Una temporada que estaba pensada para ser una de las más largas de la historia, como homenaje a los 70 años de la Fórmula 1, y sin embargo será una de las menos extendidas en el tiempo, aunque en cantidad de carreras pueda tener un número standard, acorde a los últimos tiempos.

Falta muy poco y la expectativa es enorme. Las voces se suman, los autos empiezan a moverse y el color comienza a ganar la escena. “Aproveché el tiempo para ponerme en forma y estar preparado”, dijo Sebastian Vettel en un video difundido por el equipo Ferrari.

“Hace mucho tiempo que esperamos, y si bien ya tuvimos prácticas en alguna pista, poder competir por el campeonato, por los puntos, es otra historia”, agregó el alemán.

“Vamos a extrañar la presencia del público en las pistas”, dijo Vettel, “nunca viví esa experiencia y no se como será, pero espero que podamos darles emociones a través de la televisión y muy pronto puedan estar otra vez junto a nosotros” afirmó el piloto que el año próximo será reemplazado por Carlos Sainz en la escudería italiana y aún no se sbae si continuará en Renault o Aston Martin.

La mayoría realizó prácticas en simuladores, en competiciones virtuales y todo tipo de dispositivo que asemeje la sensación de estar subido a un bólido a 300 kilómetros por hora. El rendimiento de Ferrari es una verdadera incógnita, pues no han presentado demasiadas modificaciones y se estima que será el mismo auto de los entrenamientos de principios de año en Barcelona.

Habrá novedades. Mercedes lucirá un color negro que no es habitual en sus vehículos, pero está determinado como una campaña en contra del racismo; también se promovió la bandera multicolor como símbolo de una propuesta inclusiva; se analiza entre los pilotos también realizar algún gesto en conjunto.

Vettel no estará en Ferrari y Daniel Ricciardo cambiará de equipo. Pero esas son noticias para el 2021.

Lo cierto es que estamos a las puertas del inicio de una temporada atípica. Los equipos tendrán un protocolo de seguridad sanitaria distinto a todo lo conocido.

Lo desplazamientos hacia los circuitos serán uniformes y limitados en la cantidad de personas involucradas. Del aeropuerto al hotel, del hotel al circuito y viceversa. Habrá mayor cantidad de personal médico por escudería y personal de relevo preparado por si alguien da positivo dee COVID-19 y deben reemplazarlo.

Cada equipo contará con un total de 80 personas como máximo en su delegación. Y cada delegación será una burbuja en sí misma, que a la vez se dividirá en otras burbujas de acuerdo a las tareas a realizar, con mínimas interacciones entre ellas, las indispensables. Entonces, los equipos se dividirán en grupos de ingenieros, mecánicos, personal asistente, y demás. Los contactos serán los mínimos indispensables.

La Fórmula 1 enciende los motores y se prepara para arrancar el año en Austria. Bienvenida, la esperábamos con fervor y ansiedad.


Hernán O’Donnell

A un mes del inicio de la temporada de Fórmula 1

Falta un mes para el inicio de la temporada de la Fórmula 1 Internacional 2020. Decir esto cuando ya transitamos la primera semana de Junio suena hasta irónico, pero así se dieron las cosas en el mundo. Una pandemia que paralizó al planeta, que detuvo todas las actividades y que a poco de comenzar el año empezó a frenar las distintas actividades deportivas, hasta impedir el comienzo de la máxima prvisto en marzo en Australia.

Ahora, el campeonato está cerca de iniciarse. Falta un mes para que se enciendan los motores y el Gran Premio de Austria de comienzo del campeonato el próximo 5 de julio.

El gobierno local ya dio la aprobación para que se desarrolle no sólo el GP inicial sino una segunda carrera una semana más tarde, el 12 de julio.

Las dos carreras se van a efectuar sin público. A puertas cerradas. La organizaciòn presentò un protocolo de seguridad sanitaria muy completo y estricto, con severas medidas de higiene, y testeos regulares para todos los integrantes de los equipos que competirán. Para el gobierno austríaco, la clave es que funcione como un “circuito cerrado”, esto es, que no tenga contacto con la comunidad, que a partir de la ubicación geográfica del autódromo, se pueda aislara a quienes están involucrados y al resto de la población.

Por eso, es posible, que haya vuelos especiales con arribos a las proximidades de la sede de competencia.

Se han tomado todos los recaudos, e incluso está previsto que si “un piloto da positivo durante los testeos médicos que se efectúen durante cada día de un Gran premio, no se cancelará la carrera sino que se lo pondrá en cuarentena, y se lo reemplazará por un piloto de reserva”, señaló Chase Carey, de Liberty Media, dueños de la Fórmula 1. Lo mismo se aplicará con cualquier persona involucrada en todo lo concerniente al mundo de las carreras. Si da positivo en algún examen, se lo dejará en cuarentena en un hotel, en tanto tendrá sustitutos para su tarea.

En declaraciones que reproduce el diario “Marca”, el ejecutivo agregó: “Será como vivir en una burbuja; viajaremos en aviones charter. Habrá transporte controlado a los hoteles, de ida y vuelta a la pista desde los hoteles. Y dentro de él, las burbujas secundarias de personas que operan diferentes funciones y las protecciones necesarias y el adecuado distanciamiento social”.

La organización de la Fórmula 1 desea tener un campeonato de 18 competencias, que sería un número más que interesante, porque se comprimiría el calendario al máximo, sin la pausa habitual del mes de agosto (en el que habría 4 competencias, inédito en un mes que siempre fue de receso) y con una finalización programada para mediados de diciembre.

Falta un mes. La Fórmula 1 enciende los motores.


Hernán O’Donnell

Lewis Hamilton prepara la vuelta con el sueño de llegar a su séptima corona

El regreso de la Bundesliga produjo un efecto dominó en la gente que ama el deporte en general y esa avidez que tiene por ver deportes, consumir la actividad profesional en cualquiera de sus formas. Y atrás de otras ligas que están próximas a reabrirse, aparecen más deportes que muy pronto estarán en las pantallas. Por ahora, con escenarios vacíos de público. Pero con millones de seguidores a través de la televisión y muchas otras plataformas de transmisión audiovisual. La Fórmula 1 es una de ellas.

Y en el regreso de las competencias de automóviles deportivos, donde la Fórmula 1 representa la máxima categoría, Lewis Hamilton, el mejor piloto de la actualidad, va por el récord de los 7 títulos que aún ostenta Michael Schumacher, pero el inglés no piensa en ese objetivo final sino en como será la reanudación de la actividad.

En primer lugar, cree que “debemos aprovechar todas las herramientas que disponemos actualmente, como el simulador, para asegurarnos llegar bien preparados”, dijo el inglés.

“Cuando volvamos al auto estaremos muy oxidados. Espero regresar lo mejor posible, aunque lo veo difícil”, aseguró el piloto en un comunicado de Mercedes, su escudería.

Hace unos días, en un video que difundió su equipo de competición, Hamilton había expresado que “para un atleta en sus mejores momentos nunca es bueno tomarse un año de descanso, pero tal vez nos de más energía e inspiración para el momento de regresar”; y completó: “El parar nos hace ver y valorar cuanto amamos lo que hacemos”.

En cuanto a la próxima forma de competir, sin público en los circuitos, afirmó: “Habrá una sensación de vacío, porque los aficionados le ponen clima a las carreras, cuanto más gente hay más atmósfera se genera. Eso se siente en lugares como Silverstone o Monza. El público forma parte de cada carrera. Que lo puedan ver por televisión será mejor que nada, pero no es el mismo clima. Puede ser parecido a los días de ensayo”, resumió.

El próximo 5 de Julio es el día D. El día del regreso: “Espero estar de la mejor forma, aunque tal vez sea difícil; será un verdadero desafío y esperamos poder superarlo”, concluyó el inglés.

Allí va Lewis Hamilton. A un mes y medio del regreso a las pistas, con el sueño de igualar la máxima colección de títulos mundiales.


Hernán O’Donnell

Fórmula 1: en medio de la pausa, las escuderías reorganizan sus equipos para el 2021

Mientras el mundo atraviesa una delicada situación por la pandemia del COVID-19, con el ritmo normal de vida pausado por la creciente propagación del virus, las diferentes organizaciones, entre ellas las competiciones deportivas, planifican y evalúan su regreso. La Fórmula 1 trabaja día a día con la mira puesta en la reorganización de la atípica temporada de este año. Y las escuderías ya actúan con el objetivo de volver a configurar sus equipos para el campeonato del año que viene, donde se esperará que pueda funcionar con normalidad otra vez.

En estos días se dio a conocer una noticia impactante: Sebastian Vettel no continuará como piloto de Ferrari en el 2021. En medio de las dudas acerca de qué manera o si incluso se podrá realizar esta temporada, el cierre de la etapa del alemán en la histórica escudería se da en un año anormal que quizás no pueda permitir darle la despedida que merece. La carrera de Vettel fue en ascenso desde que apareció por primera vez con 19 años en la escudería BMW Sauber en 2007. Ese mismo año pasó a Toro Rosso, donde dio los primeros indicios de que el mundo estaba ante un corredor prometedor: luego de varias carreras donde finalizó en posiciones altas, en 2008 logró la pole y luego ganó el Gran Premio de Italia. Ese rendimiento le permitió dar el salto a Red Bull: allí vivió la etapa más exitosa de su carrera y también de la escudería. En 2010 Vettel ganó su primer campeonato mundial de la F1 y fue el piloto más jóven en hacerlo, con 23 años y 4 meses cumplidos. Luego volvió a conseguir el título mundial de forma consecutiva en los años 2011, 2012 y 2013.

Ya consolidado como una estrella, el alemán pasó a la tan prestigiosa Scuderia Ferrari en el año 2015. En su primer campeonato allí salió tercero por detrás de los pilotos de Mercedes (Lewis Hamilton, campeón, y Nico Rosberg) y logró tres victorias y 13 podios. En la siguiente temporada tampoco pudo con el liderazgo de Mercedes y tuvo más complicaciones, finalizó cuarto en la tabla. Los años siguientes estuvieron marcados por un dominio de Lewis Hamilton y la escudería alemana. El británico hizo grandes clasificaciones, ratificadas en las carreras, y su coche tampoco presentó complicaciones mientras que Sebastian tuvo más dificultades técnicas. Tanto en 2017 como en 2018 Hamilton fue campeón y Vettel quedó segundo, aunque consiguió cinco triunfos en cada año. La última temporada marcó la llegada de Charles Leclerc a Ferrari, con grandes actuaciones, y Vettel disminuyó un poco su rendimiento, y culminó en el quinto puesto. Hizo muy buenas carreras con la escudería italiana pero le quedó pendiente lograr el campeonato mundial que supo conseguir cuatro veces en Red Bull. Por ello es una pena que no pueda despedirse de Ferrari de una manera que mereció pero que no pudo lograr por rivales tan talentosos como Hamilton y Rosberg y ante una escudería que hizo un trabajo superlativo como Mercedes.

Al poco tiempo de esta novedad, se dieron a conocer nuevos cambios importantes en la Fórmula 1: Carlos Sainz, piloto que comenzó en Toro Rosso, luego estuvo en Renault y por el momento es parte de McLaren, fue confirmado como el sucesor de Vettel en Ferrari a partir del año que viene. Se trata de una apuesta importante: el español se encuentra ante una oportunidad enorme para crecer y con más recursos para lograr grandes resultados. Por el momento, Sainz suma un podio en el total de su carrera en la máxima categoría, logrado la temporada pasada al finalizar en la tercera posición en el Gran Premio de Brasil, con McLaren, luego de arrancar último en dicha carrera. En aquel campeonato finalizó sexto, su mejor marca hasta ahora en su corta carrera. Por delante tendrá el sueño de competir con una escudería de altísimo nivel y con la que podrá conseguir más logros.

Por su parte, McLaren también actuó ante esta situación y confirmó a un destacado piloto para el próximo año: Daniel Ricciardo se unirá a sus filas. El piloto australiano, de una personalidad simpática y divertida, debutó en la Formula 1 en el año 2011 con la escudería española HRT, luego pasó a Toro Rosso, logró sus primeros puntos, y después de dos temporadas fue ascendido a Red Bull, donde alcanzó su mejor nivel hasta ahora, tal como le sucedió a Vettel. En el 2014, su primer año allí, Ricciardo tuvo un rendimiento espectacular: consiguió sus primeras victorias (tres), alcanzó cinco pole positions, y finalizó el campeonato en el tercer lugar. Posteriormente tuvo una temporada menos luminosa donde salió 8°, pero luego repitió un tercer puesto en el 2016. Los dos campeonatos siguientes fueron menos exitosos aunque lo hizo bien al terminar 5° y 6°, respectivamente. Sufrió fallas en su coche que le impidieron finalizar algunas carreras y lograr los resultados que esperaba, y también tuvo una dura competencia con su propio compañero de equipo Max Verstappen y los de las demás escuderías.

En el 2019 decidió cambiar y se convirtió en piloto de Renault. En esta última temporada volvió a tener inconvenientes y ha tenido un rendimiento irregular, no tuvo recursos para sacar lo mejor de su potencial y finalizó en el noveno puesto del campeonato. Nuevamente el australiano dará un cambio de equipo con el que buscará desplegar su talento para volver a ocupar los primeros puestos, y con un McLaren que sueña con regresar a los lugares de privilegio.

Mientras la Formula 1 piensa en cómo llevar adelante el campeonato de este año, las escuderías no se quedan quietas y ya perfilan sus alineaciones para la temporada del 2021.


Martín O’Donnell

La Fórmula 1 analiza el inicio de la temporada

Mientras los e-sports ganan lugar y los amantes del automovilismo deportivo se entretienen con las carreras virtuales, los pilotos despuntan el vicio entre simuladores y los medios reflejan los resultados entre comentarios risueños y divertidos, el mundo oficial de la Fórmula 1 internacional, la máxima categoría de este deporte, analiza, piensa y prepara como será, al fin, esta temporada tan complicada que lleva el año 2020.

Una de las noticias que trascendió en las últimas horas es que existe la posibilidad de juntar algunos Grandes Premios, o hacer doble carreras en determinados circuitos, como para llegar a un mínimo de 15 competencias que le den sentido al Campeonato más allá de tal vez no poder completar los 22 circuitos que diseñaban la temporada oficial.

Y en este plan, hacer dos carreras en un mismo circuito en dos fines de semana consecutivos ganaría tiempo y podría dar cabida a una mayor cantidad de carreras corridas en lo que queda del año. La idea es que se organicen en los circuitos más adecuados para la prevención del coronavirus, aquellos que estén alejados de un centro urbano, que cuenten con instalaciones amplias y con posibilidades de mantener el aislamiento social recomendado.

La idea sería comenzar el 5 de julio próximo en el autódromo de Red Bull Ring, en los alpes austríacos. Y el domingo siguiente hacer una segunda edición, una nueva carrera. En ese caso, todos los involucrados en el Gran Premio permanecerían en la zona, aislados, como una medida de prevención. “Todos deberán hacerse el testeo y luego de recibir la aprobación podrán ingresar a la carrera”, sostuvo Ross Brawn, director de competiciones de la F1. “Una vez que todos estemos en ese ambiente, podemos permanecer una semana más y realizar una segunda carrera”, agregó en un podcast oficial de la organización de la F1.

Por supuesto, estas carreras serán todas sin público y aún se aguarda la definición por la presencia de la prensa, que no estaría en general, sino sólo los representantes de FOM TV, la transmisión oficial.

“Austria se adapta muy bien a los requerimientos. Posee un aeropuerto vecino al circuito, se arriba con comodidad y está alejado de las ciudad. Seería una buena prueba”, comentó el dirigente. Otra posibilidad es que el segundo GP de Austria se corra en un día de semana, por ejemplo el jueves 9 de julio.

El tercer domingo de julio, el 19, está previsto el GP de Silverstone, en Gran Bretaña. También aquí podría volver a correrse un Gran Premio el jueves 23 o el domingo siguiente, día 26 de julio, con lo cual habría ya cuatro carreras en un mes.

La quinta competencia sería en Hungaroring, un circuito que está alejado de la zona metropolitana, por lo cuál el Gran premio de Hungría podría hacerse sin inconvenientes. Más tarde se realizaría el GP de Bélgica, en Spa-Francorchamps, y luego se haría la gira por Asia y Amèrica (Estados Unidos, México, Canadá) para finalizar en Abu Dhabi y Bahrein.

Cada equipo sería ubicado en un hotel distinto, los pilotos jóvenes podrían estar acompañados por sus padres o el manager, y la limitación del equipo sería la habitual.

En esta semana puede haber novedades; la Fórmula 1 y los millones de fanáticos que la siguen por todo el planeta aguardan por una definición.


Hernán O’Donnell

John Della Penna, un hombre que dejó un legado para los soñadores de utopías

John Della Penna fue un argentino enamorado del automovilismo. Lo abrazó con pasión desde muy chico, lo practicó de joven, mezcló audacia juvenil con sueños que parecían inalcanzables. Trabajó mucho, probó suerte en Estados Unidos y no temió en dar el paso adelante. Y triunfó. Fue un soñador, pero con los pies en la tierra. Sabía que las ilusiones podían cumplirse, pero para eso debía trabajar y esforzarse mucho. Así lo hizo, y vaya que lo logró: armó un equipo que participó en las 500 millas de Indianápolis, la meca del automovilismo deportivo de Estados Unidos.

Su vida la plasmó en un libro autobiográfico, “Made in Argentina”, que publicó hace unos años. Tuvimos, entonces, la hermosa oportunidad de conversar con él, sobre el libro, pero con mayor profundidad de su vida en el programa de Televisión “Universo Deportivo” que se emite desde el año 1996, ahora por Metro, antes por otras señales de TV. Fue en Abril de 2018. Una charla inspiradora, atrayente, inolvidable.

Fue una de las charlas más ricas que tuvimos, la experiencia de primera mano de un “self made man”, como se denomina en Estados Unidos a los hombres emprendedores, los que logran hacerse una posición económica y social a partir de su trabajo, su esfuerzo, sus sacrificio y sus estudios y conocimientos. De aquella gran nota del 14 de Abril de 2018, rescatamos todo esto…

“Yo tenía un sueño desde muy chico. El automovilismo siempre me gustó mucho”, dijo Della Penna en los estudios de produces. “Tuve la suerte de tener una excelente educación en Buenos Aires, en la escuela Técnica 28 de Belgrano. Con esa preparación viajé y de a poco encontré mi lugar.”

Tenía un tío en Nueva York que le dio cobijo: “Mis primeros años fueron de adaptación. Estados Unidos es muy distinto a la Argentina; las cosas se hacen con tiempo, con planificación. En la Argentina se trabaja con menos predicción, así que despacito me empecé a adaptar allá. Fui a una escuela de aviación, me hice piloto de automovilismo y luego intenté armar mi equipo”, señaló sobre los comienzos.

Tuvo que tener un cambio de actitud con respecto a cómo se había criado. “El proceso, el desarrollo es lo más importante. El camino es lo importante. A veces queremos resultados en lo inmediato, y siempre tenemos que entender que las cosas llevan un tiempo. Hay que darle tiempo a las cosas, hay que tener paciencia. A veces, a medida que avanzamos, vemos que tenemos que modificar cosas que teníamos previstas. Es decir, a veces, el proceso nos marca que algunos pasos hay que cambiarlos. Eso tenemos que entender, se aplica en el deporte, en la ciencia, en cualquier tarea. Puede haber un paso en falso, retroceder y volver a retomar la senda”, explicó como filosofía de trabajo. Habló de dos emblemas del automovilismo argentino: Juan Manuel Fangio y Carlos Alberto Reutemann.

“Fueron dos grandes personalidades, muy distintas y de diferentes épocas. Dos hombres de campo, sí. Fangio fue un hombre callado, pero de pensamientos profundos. De pocas palabras, pero siempre usaba las justas. A Carlos lo conocí muy poco, pero representó muy bien a nuestro país, además de merecer ganar el Campeonato Mundial de la Fórmula 1, en 1981. Y además un hombre preocupado por el país, por la realidad social. Uno siempre trata de devolverle al país algo de lo que le dio. Y yo creo que parte de mi éxito en Estados Unidos fue por la preparación que me dieron los estudios en la Argentina”, comentó. “En la Argentina se enseña en una forma global, y te da herramientas para poder sobrevivir. Conocimientos amplios. En Estados Unidos es más específica la enseñanza; se estudia más en profundidad cuestiones muy específicas. A mi me dio mucha base la educación argentina”, nos dijo en aquella nota.

También habló de la Fórmula 1 en modo específico. “Es impresionante la trayectoria que tuvo la F1 bajo el mano de Bernie (Ecclestone); hizo un trabajo extraordinario hasta convertirlo en un negocio millonario. Hoy en día existe el negocio de cada categoría del automovilismo y el de cada equipo en sí mismo. Esas dos frecuencias deben sintonizar. Debe funcionar el negocio de la categoría, sea F1, NASCAR, Indycar series, etc y deben poder sustentarse los equipos. La clave es que las dos funcionen. Ahora la Fórmula 1 con Liberty Media, una empresa muy muy grande, deberá sostener la categoría con una buena administración de lo que ingresa, que es muy importante. Tienen ingreso por venta de derechos de televisión; después lo que cobran por llevar cada Gran Premio a algún país, es decir lo que paga el país por tener la carrera. Y en tercer lugar, los sponsors de la categoría. Son tres ingresos muy importantes; después, al final del día tienen que ver como se distribuye, porque no hay Fórmula 1 sin equipos”, opinó Della Penna.

Se perdió la pasión? La gente lo sigue menos al automovilismo?

“Hoy el público joven se entretiene más con los dispositivos electrónicos; no es el público de antes que se sentaba dos horas a mirar una carrera. Ahora tienen otros atractivos y otros dispositivos, eso hay que pensarlo. Tenemos que pensar como enganchamos a esa juventud que quiere cosas más dinámicas, que hacen past o forward con toda facilidad. Que no viven en aquella época que vivimos nosotros. Y creo que tenemos que ir hacia donde ellos están, no tratar de traerlos al mundo nuestro. Tenemos que ver la forma en que entregamos el deporte al público. Ya no es televisión solamente. Tal vez haya que pensar en alguna interacción con la gente. Y debemos ver como se desarrollan los e-games”. “Son formas de acercar a los chicos a un deporte, de modo virtual, y esa puede ser una forma paralela al deporte físico que conocemos”, analizó.

John Della Penna. Se fue muy joven a Estados Unidos, con 300 dólares en el bolsillo, una casa que lo cobijaría y un montón de ilusiones de insertarse en la gran meca del automovilismo internacional. Se adaptó, trabajó y triunfo hasta construir un equipo de competición. Una lección para sostener la fe, porque los sueños, con perseverancia y dedicación, se pueden hacer realidad. En Septiembre de 2019 nos dejó en este mundo. Su fallecimiento causó dolor en el  automovilismo, en el deporte, en todos quienes lo conocieron y quisieron bien. Pero dejó un legado inolvidable, una lección de vida, un ejemplo y una fuente de inspiración para todos aquellos que soñamos con metas que, a veces, vemos lejanas o imposibles.


Hernán O’Donnell

La Fórmula 1 rearma su calendario y el Gran Premio de Mónaco es una incógnita

La pandemia mundial por el coronavirus, la incertidumbre y la angustia generada alrededor del planeta, la incógnita por el futuro. Todo eso se vive en estas horas. El mundo no sabe que será de él en los próximos meses, cuando todo esto, tal como se anhela, se haya superado. Pero es difícil preverlo hoy, muy difícil, porque no se sabe que sucederá en las próximas horas, como serán los próximos días. Todo, se calcula, estará detenido hasta mayo, por lo menos. Quizás, hasta junio. Y ahí habrá que ver cual es el estadode situación. Si se regularizan los viajes, si se liberan las fronteras, si se normaliza la vida…

La Fórmula 1 no es ajena a toda esta situación. Como no lo es ningún deporte. Ni ninguna actividad comercial. El mundo entró en paréntesis. Y se rearman las agendas. La de la máxima categoría internacional empieza a delinear su futuro. Y también ha tomado medidas en cuánto al presente y el futuro inmediato.

Los Grandes Premios de Países Bajos, España y Mónaco han sido postergados. Pero pueden llegar a quedar afuera del calendario, por esta temporada. Porque se ha hecho un principio de reprogramación y no parece haber lugar para todos.

El de Mónaco es uno de los Grandes Premios más importantes, prestigiosos y tradicionales de la categoría. Es una de las pruebas más esperadas y valoradas, forma parte del calendario de la Fórmula 1 desde su primera edición realizada el 21 de Mayo de 1950, en la temporada inicial de la máxima categoría. Tuvo un par de interrupciones en 1951, 1953 y 54. Desde 1955, se corrió todos los años, en principio el día de la ascensión, jornada que celebra la comunidad cristiana 40 días después de la resurrección de Cristo y su ascensión a los cielos. Esta fecha, en general sucedía en mayo, y desde 2001 se estableció la fecha fija en el tercer domingo de mayo. Si la actividad se reanuda en junio, pareciera que no habrá posibilidad de tenerlo este año, si se quiere conservar esa tradición.

Tuvo, entonces, una continuidad marcada desde aquel lejano 1955. Y tiene otra distinción. Integra la “Triple Corona” del automovilismo internacional, junto a las 24 hs de Le Mans y las 500 Millas de Indianápolis. Aquel piloto que logra ganar en las tres pruebas, gana la “Triple Corona”, un logro que no es oficial ni tiene otro valor que el reconocimiento de los medios, la prensa y los fanáticos del deporte motor.

El calendario tentativo está programado para comenzar el 7 de junio con el GP de Azerbaiyán. El último sería el 13 de diciembre en el Grand Prix de Abu Dhabi. En el medio, se intenta acomodar a Países Bajos, China, Bahrein y Vietnam. ¿Habrá lugar para Montecarlo? ¿Variará su tradicional fecha del tercer domingo de mayo?

Son todas preguntas que empezaron a flotar, mientras la Fórmula 1 intenta adecuarse a un año que es atípico por donde se lo mire.


Hernán O’Donnell

Hamilton volvió a sonreir en Rusia y empieza a abrazarse a otro año exitoso en la Fórmula 1

Una largada impecable de las Ferrari, la velocidad de Leclerc, de Vettel, el oportunismo de ambos y la impotencia en esa primera tanda de los Mercedes. No pudo colarse Hamilton, pero el incidente entre los Haas, el toque de Giovinazzi con Grosjean, y el auto de seguridad apenas se había desarrollado la primera vuelta del GP de Rusia. Cuatro vueltas y el safety-car que ordenaba a Vettel, Leclerc, Hamilton, Sainz, Bottas, Norris, Sergio Pérez…

Después empezó una carrera dura, peleada. Leclerc se mostraba más veloz que su compañero Vettel, pero este se negaba a resignar la primera colocación. Y Ferrari debía armar y rearmar su estrategia. Sebastian Vettel, en tanto, aceleraba. Y en la vuelta 14 ya le llevaba 3″ a su compañero y aún más a Lewis Hamilton. Allí la diferencia era de 6″, hasta que llegó la vuelta 15 y había que comenzar las paradas en boxes.

Vettel no aflojaba; atrás, Leclerc. Y cerca Hamilton y Bottas. Las Ferrari estiraban el momento de parar en boxes y acentuaban la diferencia. El primero en ingresar fue Leclerc, para poner gomas blandas e intentar aguantar toda la carrera. Le costó un retroceso: lo pasaron los autos de Mercedes y cayó al cuarto lugar.

En el giro 26 se detuvo en boxes Vettel; una parada de 3″ y una salida que lo relegó a la cuarta posición. Haimlton, Bottas y Leclerc lo antecedían.

Y en la vuelta 28 un problema en el auto de Vettel lo sacó a un costado, el ingreso del virtual safety-car y los Mercedes que aprovecharon para entrar a boxes y no perder su ubicación.

Tras esa parada en boxes, Hamilton quedó primero, Leclerc segundo y tercero Bottas.

Pero la tarde se iba a teñir para las flechas de plata. Se observaba en las pantallas, flotaba en el ambiente. El monegasco debió entrar a cambiar neumáticos y Bottas se acomodó en el segundo lugar cuando entrábamos a la segunda mitad del GP de Sochi.

Hamilton comenzó una trepada impresionante. Veloz, se escapaba mientras Verstappen se ubicaba en el cuarto lugar y se transformaba en una amenaza para Leclerc.

Mientras, el campeón y máximo favorito no aflojaba. Volaba por la pista de Socchi y marcaba distancias con sus seguidores. La diferencia con Leclerc ya era de 5″ y medio. No parecía que habría problemas.

Más atrás, se destacaba el Mc Laren de Carlos Sainz, y también progresaba Alexander Albon, quien sobre el final se adelantó con una excelente maniobra.

La suerte se había aliado a Mercedes y Hamilton la ayudaba. Su trabajo era impecable, igual que el de Valteri Bottas.

Nada los detuvo, nada los frenó. Fueron dominantes desde la segunda parte, supieron aprovechar los momentos de la carrera, hicieron valer la suerte que les apareció y nunca perdieron la línea cuando Ferrari dominaba las acciones.

Lewis Hamilton volvió a sonreir, se llevó un Gran Premio duro, complicao, pero merecido. Recuperó la alegría del triunfo, paseó su talento por Rusia y empieza a definir una temporada de Fórmula 1 a la que aún le queda bastante hilo en el carretel.


Hernán O’Donnell

Ferrari suma victorias, domina el segundo semestre y quiere dar pelea en el Campeonato

El GP de Singapur, esa mezcla de glamour con la renovación que tuvo la Fórmula 1 en los últimos tiempos, nos regaló otra carrera vibrante, atractiva, con un Charles Leclerc que atrapó la largada y una serie de modificaciones que le dieron sabor, con un Sebastian Vettel dominante que volvió a sus grandes jornadas. Ferrari se muestra como la fuerza más competitiva en este segundo semestre, tras el receso tradicional de Agosto, y ya se muestra como una fuerza que dará pelea en la lucha por el título, tras este magnífico 1-2 del GP de Singapur, aunque el puntaje para Hamilton aún es amplio.

El monegasco hizo una partida impecable, rápida, se adelantó sin oposiciones y en la primera curva sacó una buena posición. Detrás, Hamilton, también de buena largada.

Vettel se metió tercero, Verstappen detrás y Sainz se vio tocado por Hulkenberg.

A partir de allí, ya en la octava vuelta, empezaban las estrategias de cada escudería para aprovechar al máximo lo que se preveía como una larga carrera y tal vez con una única parada en boxes.

Cuando promediaba la competencia, las detenciones hicieron modificaciones. Hamilton quedó a 5″ y atrás de las Ferrari. Había estirado un tienpo y varias vueltas la detención, pero no dio buenos resultados; Vettel superó a Leclerc y se estableció en la punta de la carrera. Un choque de Russell contra el muro determina la entrada del safety-car y tras un par de giros tranquilos, la salida del auto de seguridad le abre la puerta a un ritmo tensionante entre las Ferrari.

Vettel, Leclerc, Verstappen, Hamilton y Bottas se ordenaron tras la reanudación del GP. Y se esperaba una ardua lucha entre los coches italianos, aunque Leclerc sabía que no podía ir por un desquite, aunque considerara que el undercut fue injusto.

Pocas vueltas para el final y la emoción se vivía en las primeras posiciones. Hamilton iba por más; por lo menos, a la caza de Red Bull.

Pero no hubo tiempo ni auto que pudiera darle más chances a Lewis. El final llegó con ese orden, el dominio de Ferrari, Max Verstappen en el tercer éldaño del podio y una ausencia llamativa de Mercedes en ese lugar de privilegio de la premiación; después de mucho tiempo el equipo alemán se veía afeura de las copas y el champagne de la celebración.

Pero poco le importó a Vettel ese detalle. Era el tiempo de mostrarle al mundo que estaba de regreso y que Ferrari podía contar con él para dar batalla en el Mundial de la máxima categoría del automovilismo deportivo.


Hernán O’Donnell

Leclerc le regaló un domingo de fiesta a un Monza exultante

La explosión final de los “tifosi”, la alegría en los boxes de la Scudería Ferrari, la emoción incontenible de Charles Leclerc en la vuelta de gloria, tras superar la bandera a cuadros…Toda la felicidad resumida en un momento, en dos horas que se volvieron rápidas y eternas a la vez. El circuito de Monza volvía a celebrar una victoria local, un triunfo de Ferrari, un hecho deportivo que motiva para la gran fiesta que se desató en el circuito, en los alrededores y en toda Italia.

Leclerc fue el conductor del día, de principio a fin. Tuvo una serie de clasificaciones muy buena, largó en el primer lugar y supo manejar la carrera a lo largo de toda la competencia. Pudo superar a los Mercedes, una amenaza constante y no soltó el acelerador nunca, ni cuando la cosa se había complicado al final.

Mientras los Renault hacían un buen Grand Prix a partir del trabajo destacado de Daniel Ricciardo, Vettel se quedaba atrás tras un trompo con su Ferrari y los Mercedes intentaban acercarse a Leclerc. Pero la tarea era muy comprometida, incluso Hamilton le advertía a los boxes de su equipo que la Ferrari andaba más rápido que ellos, cuando iba la vuelta 20 de las 53 programadas.

Ferrari también supo manejar la estrategia de paradas; Leclerc se detuvo una vuelta después de Hamilton y sin embargo pudo salir unas décimas adelante y pelear así por la primera posición, en una lucha dura contra el inglés.

La carrera no daba tregua. Y mientras el monegasco defendía muy bien su posición, Hamilton se pasaba un poco en la recta, Valteri Bottas aporvechaba y podía superarlo hasta llegar a la segunda posición. Para Lewis, las cubiertas habían dado lo suficiente y optó por cambiar para buscar con las gomas blandas la posibilidad de batir el récrod de vuelta y llevarse el punto extra. Lo logró.

Y el final llegó con un combate a pleno entre Leclerc y Bottas. Desde boxes, alentaban a Valtteri: “Es tu carrera”, le decían. Y la Ferrari que no se rendía. Que no aflojaba. Que manetnía la ventaja de 1″ y 2 décimas, a veces hasta casi 7 décimas…En ese tiempo fluctuaba y sostenía Leclerc.

Hasta que llegó el final, tras 6 vueltas agotadoras, pero que levantaron las tribunas, sacudieron a los boxes de Ferrari, desbordaron la alegría del piloto, que volvió a ganar tras una semana y ya enhebró sus primeras dos voctrias en la Fórmula 1.

Toda una alegría para Ferrari, para Italia y para Leclerc que empezó a demostrar las razones de su llegada a la Fórmula 1.


Hernán O’Donnell